¿Practicas esquí alpino?

¿Sabes a qué tipo de deporte pertenecen el esquí y el snowboard? Eso es, a los deportes de invierno, pero a los que se practican al aire libre.

Conoce más sobre el esquí alpino

En alguna ocasión ya he dicho que yo soy más de esquí, que además cada vez se practica más en nuestro país y desde más pequeños. Pero el esquí no es solo esquí, es decir, cuenta con una amplia variedad de alternativas dentro de él. ¡Seguro que te gusta alguna!

Una de estas alternativas es el esquí alpino, que como su propio nombre indica, tiene su origen en la Cordillera de los Alpes. Si te gustan los deportes de invierno y en especial el esquí, no debes dejar de probar esta modalidad. ¿Nos vamos a la nieve?

Existen muchas modalidades de esquí alpino

El esquí alpino se fundamenta en completar un recorrido en el menor tiempo posible atravesando diferentes postes con banderas. Seguro que lo has visto un montón de veces en la tele. El recorrido está delimitado por unas balizas llamadas puertas.

Dentro del esquí alpino puedes practicar distintas modalidades, como el descenso, el súper gigante o el eslalon, que se diferencian por la extensión del recorrido o las características de las puertas.

El descenso, por ejemplo, es la modalidad más simple de todas, ya que tu único objetivo es completar la distancia del recorrido en el menor tiempo posible.

El eslalon busca más la precisión que la velocidad y, para ello, la pista es más corta y la distancia entre las diferentes banderas que hay que sortear se reduce para obligarte a hacer giros más precisos y técnicos.

El súper gigante combina la velocidad del descenso con la precisión que requiere el eslalon.

El resto de modalidades (eslalon gigante, combinada y paralelo) son variaciones de estas tres, aunque en los últimos años, debido a que cada vez niños más pequeños se interesan por el mundo del esquí, se ha creado una modalidad para ellos que se conoce como Kinder Kombi. ¿Te suena? En ella pueden ir conociendo la emoción de practicar esquí alpino, pero adaptando los ejercicios y los recorridos a las distintas edades.

Como ves, es un deporte muy completo y adaptado a las características de cada uno. He de reconocer que la velocidad no es lo mío, así que yo me quedo con el eslalon, ¡me fascina hacer giros en la nieve.

No requiere un vestuario distinto al habitual

Para practicar esquí alpino no necesitas ninguna ropa especial distinta a la que utilizarías para practicar cualquier otra modalidad de esquí.

Los esquíes son de los materiales y medidas habituales, aunque las botas sí son diferentes. Para el esquí alpino se usan botas de cuero o plástico rígido, y se atan a los esquíes por la puntera y el talón. Al igual que en las otras modalidades, se utilizan bastones y es muy recomendable que uses casco para evitar males mayores en caso de una caída.

Entonces, ¿quedamos para hacer un eslalon?

1 comentario sobre: “¿Practicas esquí alpino?”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*