Descubre el puenting, ¡emoción en estado puro!

Una de las cosas que tengo en mi lista de deseos para estas vacaciones es la de hacer puenting. Tengo ya varios amigos que lo han hecho y que han venido a decirme que no me lo puedo perder por nada del mundo, así que estoy cuadrando agenda para que no me coincida con ningún viaje.

Bungee Jumper

Además hay varios tipos de puenting y estoy decidiéndome entre ellos, por eso quiero compartir con vosotros lo que he investigado hasta ahora.

¿Qué es el puenting?

Si aún hay alguien que tenga dudas, el puenting es un deporte extremo de aventura que consiste en saltar de un puente en caída libre pero agarrado con una cuerda.

El puenting tradicional se hace con una cuerda tensa aferrada en un extremo del puente, y el saltador se lanza al vacío desde el otro extremo, haciendo movimientos en forma de péndulo hasta detenerse. Sin embargo, hay otro tipo de puenting llamado Bungee Jumping en el que el tipo de cuerda es más elástica, lo que permite amortiguar la caída.

¿Sabes que se viene practicando desde los 70? Pero es más, en una comunidad tribal del oriente de Australia (en la isla de Pentecostés), en la aldea de Bunlap, existe una tradición muy antigua en la cual los jóvenes saltan al vacío con cuerdas y lianas atadas a sus pies conmemorando su llegada a la adultez. A esta práctica se le llama Goming.

Después, un alpinista francés comenzó a hacer algo parecido, comenzando a llamarse “Péndulo de Kiene“, como su apellido. Más tarde pasó a llamarse en España puenting, como lo conocemos hoy en día.

Recomendaciones de seguridad

Si contratas una agencia para hacer puenting supongo que te las recordarán antes de saltar, pero por si te animas a hacerlo con un grupo de amigos con experiencia, esto es lo que me han dicho mis compañeros, lo básico:

- A la hora de realizar el salto mantén un posición erguida, con la frente en alto, e intenta no echarte hacia atrás para no lesionarte la espalda o la cintura.

- El equipo está formado por arnés, cuerdas de mucha resistencia según tu peso, cordinos (cuerdas muy fuertes y finas de alta resistencia) y, por supuesto, los mosquetones, que conectarán de forma segura las cuerdas y los cordinos.

- Dejar una cuerda sobrante para emergencias a la hora del salto.

-Lo más importante es tener en cuenta las medidas exactas del puente utilizado (ante todo, su altura), para saber qué cantidad de cuerda puedes utilizar y qué más medidas de seguridad tomar.

¿Te animas a hacer puenting?

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*