Disfruta del placer de las hamburguesas saludables

Hoy en día, vayas al lugar que vayas, lo más probable es que te encuentres con algún restaurante de comida rápida. Yo, obviamente, recomiendo evitar, en la medida de lo posible, acudir a estos lugares a comer o cenar, ya que las recetas que allí se ofrecen no son nada saludables para nuestro organismo. El proceso de cocción, la fritura y las salsas que se añaden afectan a nuestro colesterol, favoreciendo la aparición de enfermedades como la diabetes y el sobrepeso.

Hamburguesas sanas: no te quites el capricho

Sé que en ocasiones es bastante difícil y más si tienes hijos en casa, ya que a estos les encantan las pizzas o hamburguesas. Pero tanto para ellos como para ti existen distintas alternativas mucho más saludables. ¿Cuáles? Pues, por ejemplo, hacer tu propia hamburguesa en casa.

Consejos para hacer una hamburguesa saludable

En primer lugar, deberás tomar con moderación la carne roja, ya que el abuso de la misma es perjudicial para el sistema cardiovascular. Puedes sustituir este tipo de carne por la de pollo, por pescado o incluso por el tofu, como hace mi hermana, que es vegetariana. El resultado es espectacular y su sabor asombroso.

También puedes sustituir el pan integral por el típico pan blanco. Te aportará más vitaminas, minerales y fibra, lo que será beneficioso para tu organismo. En vez de añadir bacón, huevos o similares, opta por incluir lechuga o tomate, por ejemplo.

Por último, puedes fabricar tus propias salsas para utilizar en vez de la mayonesa o el ketchup ya envasados, que seguro que saben mejor y tienen mejores propiedades.

Complementos saludables para una hamburguesa

Como ya sabrás, una hamburguesa no es una hamburguesa si no va acompañada de patatas o nuggets. Para las primeras te recomiendo una alternativa totalmente saludable como es hacerlas al horno, mientras que para los segundos te recomiendo freírlos en aceite de oliva, ya que es una grasa sana que mejora el funcionamiento del aparato digestivo y la hipertensión, entre otras muchas cosas.

¡Tan fácil como esto! No te prives de comer hamburguesa. Simplemente, haz la tuya de una manera mucho más sana y natural, y te ahorrarás los problemas que conlleva la comida rápida.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*