Qué comer para reponer energías

Tu vida, casi seguro, es un no parar, por eso hoy te voy a hablar de alimentos que te llenarán de energía para que puedas seguir tu ritmo sin desfallecimientos.

Qué comer para reponer energías

Pero, cuidado, hay que tomarlos en su justa medida y de combinarlos, pues se trata de recargar tus pilas, no tus michelines.

Combustibles naturales

La gasolina que nuestro cuerpo necesita se elabora a partir de los hidratos de carbono y las grasas, así que los alimentos energizantes que buscamos habrán de ser ricos en uno o en estos dos nutrientes. Como recomendación general recuerda que los hidratos que ingieras deben estar lo menos procesados posible (pan, pasta y arroz integral) y que hay que evitar las grasas saturadas (bollería industrial y algunas carnes).

Frutos secos: ricos en ácidos grasos esenciales y minerales, también tienen proteínas y fibra, por lo que sacian. No hace falta comer muchos. Unos cuantos te sacarán del apuro y te pondrán en órbita de nuevo.

Chocolate puro: sus estimulantes, minerales y vitaminas conseguirán que con una dosis mínima te sientas mejor.

Verduras de hoja verde, especialmente la espinaca: son ricos en minerales, vitaminas y fibra. Aunque más lentamente que otros alimentos, estas verduras te repondrán como ninguno. ¡Acuérdate de Popeye!

Los hidratos de carbono de cadena larga (pan, arroz, pasta, legumbres…) son esenciales para mantener el ritmo, ya que tu organismo los va absorbiendo poco y poco y consigue así tener una reserva de energía constante a lo largo del día.

Antioxidantes (frutas rojas, espinacas, legumbres…): su capacidad depurativa te ayudará a sentirte mejor y con más fuerzas, pues a veces la falta de energía no se debe a lo que nos falta, sino a lo que nos sobra: las toxinas.

Carnes magras: las proteínas también son esenciales para generar energía y aunque se encuentran también en las legumbres, son más fáciles de obtener de los alimentos de origen animal.

Y para beber…

Lo primero es que recuerdes beber de forma regular, aunque no tengas sed, sobre todo cuando hace calor. Esto te ayudará a conservar tus fuerzas.

Si empiezas a sentirte algo cansado añade al agua zumo de limón, un poco de bicarbonato y una pizca de azúcar. Te rehidratarás más rápidamente al recuperar minerales perdidos.

Y para acabar el día, toma un té verde, su efecto depurador te ayudará para que al día siguiente estés en plena forma y preparado para lo que venga.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*