¿Cansado constantemente? Mejora tu alimentación

¿Estás siempre cansado y con falta de energía? ¿Sientes que no te concentras y no sabes cuál es la causa? Si eres capaz de identificarte con todas estas preguntas, es hora de que revises tu dieta, ya que puede ser la clave del cansancio acumulado y la falta de ánimo.

¿Cansado constantemente? Mejora tu alimentación

En ocasiones puedes estar más cansado de lo habitual. Esta sensación es frecuente en determinados momentos de la vida donde predomina el estrés y por lo general el descuido de tu alimentación. Ha llegado el momento de analizar lo que apuntas en la lista de compra.

Errores que puedes cometer a la hora de organizar tu dieta

Lo que siempre aconsejo es evitar en exceso la comida basura. Esto conlleva comer en ocasiones de manera muy deprisa y en horarios descontrolados. La comida basura aporta a tu cuerpo una gran subida de glucosa en sangre y  también una secreción brusca de insulina.

Todo esto puede provocarte cansancio, fatiga, bajones de ánimo, irritabilidad y mareos. Incluso uno de los efectos de la comida basura es la dificultad para concentrarte en los estudios o en el trabajo.

Un exceso de grasas saturadas en la dieta puede provocarte insomnio, así que el cansancio se irá acumulando día tras día. Si consumes alimentos con demasiados aditivos químicos se altera tu organismo provocando también cansancio.

Si abusas de los refrescos con cafeína o del café, solo conseguirás tener a cada momento que pasa menos energía y estar más nervioso. Este tipo de bebidas, por ejemplo el café por las mañanas, te puede ayudar a espabilarte y despertarte en el comienzo de la jornada. Pero un exceso de cafeína te provocará cansancio, insomnio y perdida de minerales como el calcio, el magnesio y el zinc.

Qué debes tomar

La hidratación es una de las cosas más importantes en una dieta equilibrada y sana. Da igual la época del año en la que estés, siempre es aconsejable beber entre 2 y 3 litros de agua diarios. Es muy fácil llegar a la deshidratación si no bebes agua y esto te puede provocar, aparte del cansancio y el abatimiento, un fuerte dolor de cabeza.

No te olvides nunca de los nutrientes diarios y necesarios para darte energía, tales como las frutas, las verduras y legumbres, estas ultimas ricas en proteínas e hidratos de carbono.

Los cereales integrales en el desayuno para empezar con fuerza el día o, por ejemplo, el pan para acompañar tus comidas, así como los frutos secos, también son una fuente de energía indiscutible y, como te he dicho en otras ocasiones, fáciles de llevar contigo a donde vayas.

Y tú, ¿qué dieta tienes para combatir el cansancio?

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*