Si haces deporte, ¡hidrátate bien!

¿Cuántas veces te han dicho que hay que estar hidratado las 24 horas del día? Muchas, lo sé. Pero ¿cuánta hidratación es necesaria antes de realizar ejercicio? Esta respuesta quizá no la sepas, pero yo te la resuelvo: al menos medio litro de agua durante las 2 horas previas a la práctica deportiva.

la hidratación correcta al hacer deporte

En general, se puede decir que no hay una medida exacta para la hidratación al día, ya que cada persona lleva una vida totalmente diferente. Existen profesiones que son más exigentes físicamente que otras. Además, otro aspecto a tener en cuenta son las actividades después del trabajo como ir al gimnasio, a comprar, a recoger a los niños, a clases de cocina, fotografía, inglés, etc.

Aunque unas tareas requieran más esfuerzo físico que otras, lo cierto es que también al desplazarnos de un sitio a otro podemos gastar menos o más energía. Piensa que muchos trayectos los puedes hacer andando o en bicicleta en vez de ir en coche y entonces deberás hidratarte más.

Durante el entrenamiento…

Es imprescindible completar una buena dieta equilibrada con agua y además  no olvidarte de beber cuando practiques deporte, ya que se gasta la energía de los nutrientes que nos aportan la comida y el agua. A mayor intensidad del deporte, mayor gasto energético y más rápida deshidratación.

¡No esperes a tener sed! Durante la actividad física debes hidratarte continuamente. La sed es un mecanismo del cuerpo que indica que necesitas hidratarte, no deberías llegar a él.

Al final del entrenamiento se abre la ventana de oportunidad, que consiste en que tu cuerpo tiene que volver a rehidratarse y nutrirse durante las 2 horas posteriores a la actividad que has realizado.

Pero al no beber no solo te deshidratas, sino que tu capacidad de concentración será menor.

¡Precaución al aire libre!

Cuando realices deporte al aire libre, debes tener especial cuidado si hace viento, ya que eliminas más rápido el sudor y tu cuerpo suda más rápido acelerando la deshidratación. Por eso te recomiendo hacer deporte siempre con camiseta, aunque sea verano y el sol te abrase.

¿Qué bebo?

El agua es la principal bebida que nunca debe faltar a diario en tu vida. Aunque alimentos como la fruta contengan líquido y te hidraten, nunca deberá faltar el agua y será mejor tomarla sola para evitar que tu organismo pueda sufrir deshidratación.

¿Sabías que todas las bebidas refrescantes o energéticas contienen más o menos el mismo porcentaje de agua? Las bebidas isotónicas o deportivas como el Powerade, Gatorade o Aquarius tienen además un alto aporte energético. Contienen  agua, sales minerales e hidratos de carbono para reponer la energía perdida durante el entrenamiento en el menor tiempo posible. La función de estas bebidas es la rehidratación después del ejercicio.

Y por último, un truquito casero: si no tienes tiempo para comprar bebidas isotónicas, ¡hazla tú mismo! Yo me creo mi propia bebida deportiva mezclando agua, sal, bicarbonato y azúcar.

Ya lo sabes, ¡no olvides nunca hidratarte!

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*