El pescado, un imprescindible en la dieta

La alimentación es un elemento clave a la hora de hacer deporte que puede hacer que tu entrenamiento tenga éxito o no. Por eso, debes saber qué buscas cuando haces deporte y, en función de tus objetivos, seleccionar cuál es la alimentación más adecuada para conseguirlo. Uno de los alimentos más importantes para un deportista es el pescado.

Photo by Shawn Ang on Unsplash

Photo by Shawn Ang on Unsplash

Pese a que mucha gente no se confiesa muy amante de él, lo cierto es que aporta grandes beneficios a nuestra salud. Y a mí me encanta, no te voy a engañar. Hoy quiero explicarte todas las bondades de este delicioso alimento.

Los deportistas deben adorar el pescado

Si practicas regularmente deporte, en especial alguno como el running, sabrás que el pescado tiene que ser un alimento de consumo habitual en tu dieta para obtener buenos resultados. Una de las sustancias que proporciona a tu cuerpo el pescado son los ácidos grasos Omega 3. Estos ayudan a tu cuerpo a combatir la oxidación y las inflamaciones que se producen con la práctica del deporte, lo que te ayudará a prevenir la aparición de lesiones.

El Omega 3 se encuentra fundamentalmente en los pescados azules, como el bonito, el salmón o la caballa, aunque también aparece en algunos pescados blancos, pero en menores cantidades. Si consumes pescado azul en las cantidades adecuadas, te asegurarás un mejor funcionamiento de tu cuerpo y obtendrás un mejor resultado al practicar deporte. Debes comer pescado al menos dos veces por semana para conseguir la cantidad necesaria de Omega 3.

No solo para deportistas

Como imaginarás, el consumo de pescado no solo tiene efectos beneficiosos para la práctica del deporte. Cualquier persona, sea deportista habitual o no, debe incluir la cantidad adecuada de pescado que le permita tener una dieta saludable y equilibrada.

Sus efectos sobre la salud son, por ejemplo, la prevención de enfermedades cardiacas, ya que los ácidos grasos Omega 3 evitan la acumulación de colesterol en las arterias.

Además, la cantidad de grasa saturada que posee el pescado en general es muy baja, por lo que puedes comer mayor cantidad que de otros alimentos con el mismo aporte de grasa para tu organismo. Incluso hay estudios que señalan que ayuda a evitar o retrasar la aparición de enfermedades que afectan a la memoria, como el Alzheimer y la demencia.

Y encima… ¡está buenísimo!

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*