Cuál es la mejor cocción de los alimentos

Photo by Jason Briscoe on Unsplash

Photo by Jason Briscoe on Unsplash

Uno de los mayores problemas que veo cuando la gente me consulta acerca de qué tipo de alimentos consumir, es que nadie se preocupa de la manera en que deben ser cocinados.

cómo deben estar cocinados los alimentos

Foto: Alimentación deportiva

Seguro que alguna vez has seguido una dieta estricta e incluso has conseguido resultados, y todo ello sin que hayas tenido en cuenta cuál era la mejor cocción de los alimentos.

¿Realmente hay diferencias? La respuesta es sí. Pues dependiendo de la técnica que emplees a la hora de cocinar los alimentos estarás propiciando que pierdan algunas de sus propiedades o incluso que adquieran elementos perjudiciales para tu organismo.

¿Te animas a cocinar de manera saludable?

Evita las altas temperaturas

Muy probablemente habrás oído aquello de tener que cocinar los alimentos para matar los agentes nocivos y bacterias que puedan contener en crudo. ¡Pero cuidado! Está demostrado que cuando la cocción se realiza a altas temperaturas empiezan a perderse nutrientes y a aparecer radicales libres, así como las temidas grasas transgénicas.

Por tanto, tienes que intentar cocinar la comida a la mínima temperatura posible pero lo suficientemente alta como para que el alimento no quede crudo. Es cierto que suena difícil e incluso lioso, pero en muy poco tiempo cogerás el punto a cada receta y a cada método de cocción, te lo digo por experiencia.

¿Hervido o al vapor?

Sabes que un alimento se puede cocinar casi de una infinidad de formas diferentes pero ¿cuál es la más saludable? Pues depende de la comida que vayas a preparar. En principio te recomiendo la cocina al vapor, pues es la que menos temperatura alcanza y además permite mantener la mayoría de los nutrientes de los alimentos. Pero para determinadas verduras u hortalizas, como puede ser el caso de las espinacas o las zanahorias, es mucho más recomendable cocerlas en agua.

Por supuesto, el peor método es el que te estás imaginado. Freír los alimentos. Porque como he dicho antes, las altas temperaturas no son nada beneficiosas y si a eso le unes el uso de aceite puede generarse una mezcla explosiva para tu organismo.

Por tanto, de nada sirve que peses los alimentos, sigas una dieta estricta y realices ejercicio físico, si no cuidas una de las partes fundamentales como es la cocción. Yo hace unos años tampoco me preocupaba de este aspecto pero la verdad es que desde que pongo atención a la hora de cocinar lo he notado muy positivamente en mi organismo.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*