La aventura de ser feliz cada día más

La aventura de ser feliz cada día más

La aventura de la vida requiere de un guión improvisado puesto que es imposible adivinar qué pasará en el futuro pese a esa tendencia tan humana de hacer hipótesis. Deducciones que no son más que interpretaciones subjetivas y que pueden boicotear el potencial personal al compás del pensamiento negativo. Existe una filosofía de vida que merece la pena poner en práctica: las idea de “ser feliz cada día”, nos recuerda que la vida es un regalo en sí mismo, un regalo que pese a tener elevadas dosis de una maravillosa rutina (sería un caos vivir en la incomodidad de la improvisación constante), resulta imprevisible.

¿Cómo sumar dosis de felicidad al presente? En Bienestar, tu espacio de coaching te lo contamos:

1. En primer lugar, recuerda que tu felicidad no depende de nadie más que de ti mismo. Conviene interiorizar este mensaje para no cometer el error de delegar el bienestar personal en manos de una tercera persona.

2. El tiempo es uno de los ingredientes más evidentes que definen la vida. Dada la existencia temporal del ser humano, es fundamental dar valor a cada jornada. En ese caso, comienza cada día con un propósito que cumplir que dé un sentido personal a tu jornada.

3. La verdadera plenitud existencial surge de dar valor a los pequeños detalles del día a día, por ejemplo, la conversación con un amigo, la belleza de un paisaje bonito que te envuelve en un inmenso placer estético, una sorpresa inesperada, un momento de relax, un plan agradable… Toma la decisión de ser feliz hoy y haz que tu vida sea bonita tomando decisiones adecuadas.

4. En la aventura de la vida existen capítulos marcados por la alegría y el éxito pero conviene recordar que la tristeza y el dolor también son humanos e inevitables. A nivel de resiliencia, es fundamental buscar apoyo para salir adelante en una situación de dificultad. Nunca pierdas la esperanza en ti mismo y en la vida.

5. Lucha por conquistar esos sueños que son importantes para ti. La ilusión rejuvenece el espíritu como muestra el caso de aquellas personas de avanzada edad que viven con la ilusión de cumplir nuevos objetivos. La realización personal implica salir de la zona de confort, pese a que podamos estar muy seguros en el ámbito de lo conocido.

6. Disfruta todos los días de un agradable paseo. Incluso, en un día de lluvia. Te  sentirás con las pilas cargadas al volver a casa y con cuerpo y mente en forma.

La vida es una aventura maravillosa y tú, eres el protagonista de tu historia: ¿Qué puedes hacer desde este mismo instante para ser más feliz hoy? ¡Adelante!

Foto – Susana Fernández en Flickr

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*