Coaching para elevar tu autoestima

Coaching para elevar tu autoestima

La autoestima es un motor del desarrollo personal porque en la medida en que una persona se siente bien consigo misma, también mejora su relación con los demás. El nivel de autoestima no es innato por lo que cultivar el amor propio a través del pensamiento positivo y el cariño hacia uno mismo es una necesidad. ¿Qué pequeños pasos pueden marcar la diferencia en el bienestar interno para tener la mente en forma? En Bienestar, tu espacio de coaching te damos las claves:

1. Identifica esos momentos de tu vida en los que te sientes realmente bien, situaciones que dejan una huella especial en tu mente y en tu corazón, por su riqueza emocional. A través de una gestión del tiempo eficaz, busca el modo de dedicar más tiempo a esos pequeños placeres del día a día.

2. Existe una actitud equivocada en la toma de decisiones que suponen un esfuerzo añadido: posponer una acción para otro momento. Lo cierto es que a nivel de inteligencia emocional es efectivo comenzar el día realizando esas gestiones que son las que más cuestan. De este modo, cuando las llevas a cabo, descansas a nivel interno porque no continúas con la carga de aquello que está pendiente por resolver.

3. Celebre esos pequeños logros personales del día a día. Darte pequeños premios también es un modo eficaz de alimentar tu autoestima.

4. Establecer una red de relaciones personales sólida también aumenta la autoestima de quien se siente integrado en un grupo. De este modo, recibe autoestima, reconocimiento y cariño. Para hacer relaciones sinceras es muy importante ser uno mismo y asumir que es normal tener más afinidad con unos amigos que con otros.

5. Lucha por la realización de tus objetivos y aspira al cumplimiento de tus metas personales a través de un plan de acción personalizado. El primer paso es el que más cuesta, luego todo fluye mejor.

6. Cultiva tus aficiones. Puedes hacer un curso sobre una actividad que te guste, lo que también te permite conocer gente que comparte tu misma inquietud.

7. No pierdas el tiempo en quejas y cambia tu actitud con iniciativas. Si hay algo de tu situación presente que no te gusta, reflexiona sobre qué puedes hacer tú para cambiarlo. Si es algo que no depende de ti, entonces, no te centres en ese punto. Si está en tu mano hacer modificaciones, entonces, adelante.

8. La vida es cambio. No pierdas la espontaneidad de ese niño interior que todavía está dentro de ti. El niño interior se muestra en situaciones tan cotidianas como la risa.

9. Empieza el día con una sonrisa porque esta es la mejor actitud para emprender con esperanza una nueva jornada.

10. Te quiero no es solo un sentimiento que puedes expresar hacia los demás. Aprende a decirte “te quiero” también a ti mismo porque lo ideal es que una persona aprenda a ser su mejor amiga.

Disfruta del presente, cuida de ti y no dejes de soñar porque la vida tiene otro color diferente al compás de la esperanza, ese sentimiento que mueve el corazón como un imán que atrae el lado positivo de las cosas.

Gracias por participar en Bienestar, tu espacio de coaching.

Foto – Jacinta, Lluch Valero

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*