Cómo relajarte mentalmente

Cómo relajarte mentalmente

Cultivar tu mundo interior y cuidar tu mente es muy importante puesto el pensamiento influye en el sentimiento y éste, a su vez, se refleja en la acción. Es decir, una idea negativa produce un sentimiento desagradable que también tiene su reflejo en el modo de actuar. La prisa se ha convertido en el estilo de vida moderno, sin embargo, es positivo hacer una pausa al modo de un alto en el camino para centrarte en ti. ¿Cómo relájate mentalmente y liberarte de las preocupaciones del día a día?

Es positivo que encuentres cada día un espacio personal y un tiempo que sea únicamente para ti (aunque solo sean quince minutos). Las relaciones sociales forman parte de la esencia social del ser humano, sin embargo, no olvides que también tienes una relación contigo mismo. Es muy saludable tener espacios de introspección y de silencio.

Por ello, también es aconsejable marcar distancia respecto de las tecnologías en aquellos momentos en los que no quieres tener interrupciones. Por ejemplo, puedes apagar el teléfono móvil. Libérate de la presión de estar constantemente disponible. Nada es tan urgente como el bienestar personal.

En el día a día, una persona tiene que hacer frente a muchas obligaciones. Por ello, conviene equilibrar la balanza emocional con espacios de disfrute personal y con pequeños placeres. Pero además, anímate a dar rienda suelta al placer de la pereza durante el fin de semana porque también es fantástico no hacer nada en ciertos momentos.

El otoño es una época del año maravillosa para disfrutar de paseos relajantes y observar la magia de un paisaje bucólico. La contemplación de la perfección que surge de la belleza estética de un paisaje también es relajante en sí misma y un antídoto antiestrés totalmente natural.

Para relajarte mentalmente, puedes cerrar los ojos y recordar cuál ha sido el momento más feliz de tu vida. Por ejemplo, puedes visualizar un momento de tu niñez.

Olvídate de la prisa, escucha el reloj de tu corazón con ese tic-tac acompasado que te conecta con la vida. Libérate de la presión de conseguir resultados constantemente y busca espacio para disfrutar del camino. No pienses en aquello que está por llegar cuando lo mejor está pasando ahora mismo. Comienza cada día con un propósito e intenta centrarte solo en esa jornada. No aceleres tus pasos fruto de la impaciencia porque nadie sabe qué puede pasar mañana.

Foto – Vicente Villamón

2 comentarios sobre:
“Cómo relajarte mentalmente”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*