Cómo potenciar la alegría en tu corazón

Cómo potenciar la alegría en tu corazón

La alegría es uno de los sentimientos más bonitos, una experiencia emocional íntima. En ocasiones, una sorpresa inesperada puede llenar el alma de alegría, sin embargo, en la mayoría de las ocasiones, es la sencillez de lo cotidiano la esencia del bienestar. La alegría es uno de los síntomas de plenitud emocional. ¿Cómo puedes potenciar la alegría en tu vida?

Agradece lo que tienes antes de echarlo de menos. Con frecuencia, cometemos el error de dar muchas cosas por supuesto. La vida es ahora y por repetitivo que pueda parecer, la magia de la rutina es inmensa. Sin embargo, también tienes que desplegar tus alas más allá de la monotonía para improvisar decisiones, romper el ritmo y aprender a fluir.

Para potenciar la alegría en tu corazón, puedes realizar el ejercicio de coaching de despedir cada día, recordando tres momentos que han sido especiales en esa jornada. Del mismo modo, puedes escribir una nota de gratitud hacia una persona que es importante para ti. Puedes explicarle cuánto significa en tu vida. Cuando damos las gracias a otra persona, nuestro bienestar se potencia gracias a que conectamos con los verdaderos sentimientos.

Quédate siempre con el lado bueno de las cosas como refleja el título de esa maravillosa película protagonizada por Jennifer Lawrence y Bradley Cooper. Incluso cuando una historia haya terminado, extrae una moraleja como si se tratara de un cuento.

Cuida de ti. Sé coherente con tus valores y con tus ideas para tomar decisiones que conecten con tus pensamientos. La alegría muestra la armonía entre pensamiento, sentimiento y acción.

La verdadera alegría surge de la práctica del bien. Las buenas acciones tienen valor en sí mismas, no tienen un valor instrumental. Siempre que realizas una buena obra, tu corazón se enriquece. Realizar una actividad de voluntariado es una decisión positiva, sin embargo, en tu entorno más cercano también puedes dejar tu huella positiva y tu esencia personal.

Tu valor no depende de aquello que tienes sino de quién eres. Busca espacios de silencio y de soledad para reflexionar porque la alegría no entiende de prisa e impaciencia. Disfruta del arte en todos los sentidos porque la alegría también se eleva a través de la contemplación de la belleza.

Para potenciar la alegría en tu corazón evita cometer el error de reprimir la tristeza porque el dolor también forma parte de la vida. La clave reside en avanar a pesar de todo.

Bien merece la pena seguir el consejo de Sócrates: “!Desciende a las profundidades de ti mismo, y logra ver tu alma buena. La felicidad la hace solamente uno mismo con la buena conducta”.

Foto – Christian Alós

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*