Soñar es gratis: ¡Deja volar tu imaginación!

Soñar es gratis: ¡Deja volar tu imaginación!

La Navidad hace brotar al niño interior que todos llevamos dentro. La magia de los Reyes Magos y Papá Noel nos conduce a un viaje de ilusión y fantasía. Desde la perspectiva adulta, hemos podido ir sumando muchos escepticismos hacia la vida, sin embargo, la proximidad de la Navidad es un momento fantástico para escribir tu particular carta de Reyes Magos en la que anotar los deseos que quieres hacer realidad en 2015 y también, puedes dar las gracias por tantos regalos que hay en tu vida.

Existen grandes regalos existenciales que son gratis, y sin embargo, con frecuencia cerramos las puertas de nuestra imaginación al compás de los miedos, las inseguridades, el exceso de rutina, el pesimismo, el desánimo… ¡Deja volar tu imaginación como cuando tenías siete años!

¿Qué puedes hacer para soñar despierto?

En primer lugar, elimina de tu diccionario emocional excusas del tipo: “No tengo tiempo”. Cuando alguien desea un propósito de verdad, encuentra el modo de buscar ese espacio en su agenda.

La vida nos trasciende con su magia. Así sucede cuando hacemos hipótesis de futuro y después, la vida nos muestra que tiene unos planes diferentes para nosotros. Por ello, uno de los pasos más importantes para dejar volar la imaginación es aprender a fluir al compás del ritmo del ahora.

Puedes seleccionar algunos títulos literarios para disfrutar de una lectura entretenida durante las próximas fiestas de Navidad. Un libro puede ser un gran refugio emocional.

La Navidad también es una época de sorpresas. En ese caso, disfruta del proceso creativo de planificar alguna sorpresa especial para las personas que quieres. En ese caso, busca el modo de personalizar tus regalos. Por ejemplo, si has comprado un libro para tu mejor amigo, entonces, puedes personalizarlo con una dedicatoria especial.

Visualiza con más frecuencia situaciones imaginarias que te hacen feliz, hipótesis de futuro que te gustaría que se hicieran realidad. Los ejercicios de visualización aportan motivación, fuerza de voluntad, pensamiento positivo y vitalidad.

Alimenta tu mundo interior con la magia del cine. Disfruta como espectador de películas que te permiten viajar desde la butaca del cine, hasta otras vidas, otros lugares y nuevas historias.

El niño interior no muere con los años. Lo que de verdad mata a ese niño interior es el escepticismo de dejar de creer en la magia de la vida: ¿Cuál es el momento más especial que has vivido en 2014? ¿Qué momento no quieres que se borre de tu corazón? Anótalo en tu diario. Todo aquello que escribes queda fijado de una forma más especial en tu  mente.

Disfruta de nuevas experiencias: ¡La vida es más bella cuando tenemos una actitud de ilusión ante aquello que está por venir!

Foto – Eneas de Troya en Flickr

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*