Cómo lograr tus objetivos personales de nuevo año

Cómo lograr tus propósitos de nuevo año

Iniciamos un nuevo año, un 2016 que espero llegue a tu vida con esa ilusión que aportan las cosas nuevas. Durante el mes de enero brotan con fuerza muchos anhelos en el corazón pero vivimos con tanta prisa que con frecuencia, estos mismos deseos también se olvidan con la misma inmediatez en el mes de febrero. Esta es una de las razones por las que es conveniente anotar por escrito los propósitos del nuevo año. De este modo, podemos volver a consultar estas ideas en cualquier otro momento del año. En Bienestar, tu espacio de coaching, te doy las claves de desarrollo personal para alcanzar esas metas:

1. Es muy conveniente reducir a tres el número de propósitos del nuevo año. De este modo, te resultará más fácil mantenerte enfocado en dichos retos que si enumeras una lluvia de ideas interminable.

2. Una vez que hayas concretado tus tres ideas principales, establece un orden de prioridades. ¿Qué meta tiene más importancia para ti y cuál menos? De este modo, también descubres hacia qué propósitos sientes una mayor implicación emocional.

3. Pon en relación objetivos a corto plazo con esa meta más a largo plazo que quieres alcanzar. Es decir, establece un plan de acción temporal marcado por acciones concretas, específicas y temporales: ¿En qué momento del año quieres haber cumplido estos tres propósitos del mes de enero? El contexto temporal es fundamental para convertir un deseo en un objetivo con el que te comprometes de verdad.

4. Al elaborar el plan de acción es muy recomendable que diferencies entre aquello que depende de ti y aquello que no está en tus manos controlar. Está claro que a lo largo de este 2016 vivirás imprevistos inesperados, por tanto, no pretendas controlarlo todo.

5. Año Nuevo, Vida Nueva. Pero esto no es cierto a modo de causa y efecto. Es decir, para actualizar tu estilo de vida con el nuevo calendario también debes revisar qué hábitos quieres mantener y cuáles quieres suprimir (identifica las fortalezas y debilidades de tu estilo de vida).

6. El esfuerzo forma parte de la ley del éxito en el desarrollo personal como muestra el hecho de que para afianzar un nuevo hábito debemos repetirlo cuantas más veces mejor para interiorizarlo y afianzarlo. Por tanto, no te desesperes si no observas resultados visibles a corto plazo ante tu esfuerzo cotidiano. Por ejemplo, si te has marcado el propósito de dejar de fumar vuelve a conectar con tu meta a pesar de las recaídas.

7. Practicar yoga puede ayudarte a meditar y a tomarte las cosas con más calma en este nuevo año. No por correr más llegarás antes al punto de llegada.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*