‘Tips’ para combatir el síndrome post-Navidad

Cómo evitar el síndrome postvacacional de enero

Tras un período tan intenso como la Navidad, llega el momento de retomar el compromiso de las obligaciones cotidianas. El término rutina produce cierta pereza, pero al mismo tiempo le damos una más que calurosa bienvenida después de dos semanas de ausencia de horarios.

¿Cómo evitar el síndrome post-vacacional después de Navidad? En Bienestar, tu espacio de coaching te damos las claves para lograr este objetivo:

1. Continúa con la celebración del inicio del nuevo año. Por ejemplo, durante esta semana, programa una visita al cine o un encuentro con amigos para merendar en una cafetería. Convierte esta vuelta a la rutina en una fiesta en sí misma.

2. Agradece todos los momentos que has vivido en Navidad porque son la mejor preparación para retomar la rutina con ilusión. Comparte algunos de esos momentos con tus amigos y compañeros de trabajo.

3. Organiza las fotografías que has realizado en Navidad en un álbum que pase a formar parte de esa colección de recuerdos de este capítulo de tu historia. Crear un álbum es una experiencia creativa y muy emocional.

4. Compra algún capricho en las rebajas. Los descuentos en moda, por ejemplo, te ofrecen la oportunidad de renovar tu fondo de armario con alguna prenda que sea tendencia por un coste competitivo.

5. Retoma los compromisos de forma gradual. Prioriza las tareas para no saturarte con una lista interminable de compromisos en lunes. Estrena una agenda. Elige un diseño que te guste y utiliza este recurso para programar tu tiempo de forma realista.

6.  El regreso a la rutina tras la Navidad resulta más motivador si disfrutas de tus programas preferidos en televisión. Por ejemplo, los lunes son menos lunes gracias al fenómeno 0T 2017 porque la buena música mejora el ánimo.

7. El placer de la lectura. Un buen libro también es un refugio emocional para combatir el síndrome postvacacional. Uno que os recomiendo es “La ridícula idea de no volver a verte”, de Rosa Montero. Una novela apasionante que concede un gran protagonismo a la fortaleza de Marie Curie.

8. Deporte y ejercicio físico. El ejercicio físico te permite cuidar tu estado de ánimo, fomentar la alegría y ser optimista.

9. Concéntrate en tus propósitos de nuevo año y disfruta de la experiencia de dar forma a esas metas a través de un plan de acción específico, temporal y realista.

10. Recuerda este mensaje de Platón: “La música es para el alma lo que la gimnasia para el cuerpo”. Por tanto, combate el síndrome postvacacional de Navidad con buenas melodías.

chicaescuchamusica

©Pixabay

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*