10 razones para ser feliz que deberías recordar cada día

10 razones para ser feliz que deberías recordar cada día

La felicidad es una búsqueda constante, sin embargo, en ocasiones es invisible a los ojos cuando a partir de nuestra propia ceguera mental no apreciamos los motivos objetivos para sentirnos satisfechos con nuestra propia vida. En Bienestar, tu espacio de coaching enumeramos diez motivos de felicidad que ojalá puedas releer en distintos momentos cuando necesites volver a conectar con el optimismo:

1. Tienes por delante un nuevo día. El regalo de un nuevo amanecer se abre ante tu vida. Y de manera literal tienes la oportunidad de empezar de nuevo porque cada jornada es un nuevo comienzo. Cultiva la dieta del optimismo durante el desayuno.

2. Muchos sufrimientos son totalmente imaginarios. Así ocurre cuando te anticipas de manera negativa a aquello que puede pasar dentro de unos años y haces hipótesis que muy probablemente no se hagan realidad.

3. Lecciones de vida. Si miras a tu alrededor es muy posible que observes el ejemplo de personas admirables que a pesar de no tener una vida de color de rosa transmiten la alegría que contagian los verdaderos héroes de la felicidad. La película Campeones que se emite actualmente en cines es una excelente experiencia cinematográfica para quien, como espectador, siente que esta historia le transforma por completo. Sus protagonistas son verdaderos influencers de la superación y el optimismo.

4. Tu vida es única. ¿Y qué mejor manera de descubrirlo y de sentirlo que vivirla de verdad con el corazón? En un momento en el que las redes sociales generan esa tendencia hacia la comparación, hoy es un buen día para mirar en tu interior poniendo el foco en la introspección de identificar qué es verdaderamente importante para ti.

5. Sumar tiempo al tiempo. La actitud optimista es aquella que tiene el poder de sumar una diferencia cualitativa a las horas porque el tiempo verdadero es aquel que has vivido con conciencia, atención y presencia.

6. No está solo, otras personas te acompañan en este viaje de la vida. Incluso aunque estés pasando por un momento en el que te sientes vulnerable por el efecto de la soledad, puedes mantener la esperanza de conocer gente nueva y hacer nuevas amistades. Sin duda, este bien social también es una buena razón de alegría para recordar cada día.

7. Es el mejor regalo que puedes hacer a tu niño interior. Pero también es el mejor regalo que puedes hacer a tu futuro “yo”. Construyes el futuro a partir de las decisiones que tomas ahora. Tú decides: ¿prefieres tener un día bonito o quejarte por todo aquello que se aleja de tus expectativas?

8. Gratitud. Tal vez en algún momento eches de menos aquellos bienes que hoy no valoras porque los das por supuesto.

9. Rutina. Esa zona de confort que tienes tan bien interiorizada también constituye un motivo de felicidad porque es tu propio refugio en la manera de entender el tiempo.

10. Tienes recursos para ser feliz. No solo tienes habilidades actuales, sino que también, más allá de cualquier innatismo, tienes la capacidad de cultivar en potencia nuevas habilidades que te acerquen a una manera más plena de construir la alegría. Es decir, también se aprende a ser feliz.

Ojalá que estos diez consejos que hemos compartido en Bienestar, tu espacio de coaching te aporten luz en este día. ¿Qué harías si hoy fuese el día más feliz de tu vida? Entonces, hazlo.

Foto – Pixabay

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*