10 razones para unirte a un club de lectura en la biblioteca

Club de lectura

En esta recta final de curso, muchas actividades llegan a su fin ante la pausa del verano. Los clubs de lectura son una tendencia en crecimiento. Bibliotecas, centros culturales y librerías emprenden iniciativas de estas características. Los libros alimentan tu diálogo interior para hablarte en positivo. ¿Cuáles son las razones por las que esta experiencia puede ser tan feliz?

1. Refuerzo de la lectura. Con el paso de los meses, puedes hacer balance de los títulos disfrutados. Cada mes queda vinculado a una historia. No todos los libros te encantarán, sin embargo, de todos aprenderás algo nuevo. Las conversaciones de los clubs de lectura resultan estimulantes porque te permiten ampliar tu propia visión de una obra con las reflexiones de los compañeros.

2. Clubs de lectura temáticos. Existen iniciativas más enfocadas en un ámbito específico de la lectura. Por ejemplo, los clubs de novelas de viajes. O un club de lectura de poesía. Si te encanta un género específico y te apetece compartirlo con otras personas que también tienen interés en esa temática, un club de lectura te dará la bienvenida a nuevas experiencias.

3. Oportunidad de conocer gente nueva y hacer amigos. Cada compañero aporta su propia esencia a un club de lectura que es único gracias a sus protagonistas. Además, este es un espacio dinámico puesto que con el paso del tiempo pueden producirse posibles ausencias y nuevas incorporaciones.

4. Motivación externa. A través del recuerdo de la próxima cita del club puedes incrementar tu compromiso con la lectura de las páginas de una obra que tal vez, sin esta circunstancia, podrías posponer para otro momento. La excusa tan humana y tan frecuente de “no tengo tiempo” deja de ser una constante porque cuando formas parte de un club de lectura, de forma consciente, buscas este tiempo aunque sea en pequeñas dosis.

Lectura de libros

5. Aprendizaje. Una persona no solo puede seguir aprendiendo por medio del estudio de nuevas titulaciones y cursos. El espacio de un club de lectura es una inspiración constante que está acompasada por la lectura, pero también por la tertulia mantenida entre los participantes.

6. Encuentro con escritores locales. Los clubs de lectura organizan actividades culturales que enriquecen esta experiencia de la lectura. Por ejemplo, el encuentro con un escritor local que comparte conversación con los participantes en torno a uno de los títulos que forman parte de su currículum.

7. Un espacio intergeneracional. En el taller de lectura puedes encontrarte con personas únicas y especiales, cada una con su propia historia. Este es un ejemplo de lugar intergeneracional puesto que la lectura interesa a lectores de todas las edades.

8. Compañía. La lectura enriquece al lector como un plan de ocio individual. Pero, además, el club de lectura también refuerza la comunicación con los demás. Una interacción que en algunos casos también se traslada a un grupo de whatsapp.

9. Información. Muchos lectores aprovecharán un nuevo encuentro para compartir posibles novedades del mundo editorial. Por ejemplo, el estreno de una película de cine que parte de una adaptación literaria.

Formar parte de un club de lectura

10. Gimnasia mental. Los libros te permiten entrar en contacto con el lenguaje de una forma amena y divertida. A través de los libros viajas, creas y sueñas. A veces, incluso, sientes que se detiene el tiempo. La lectura refuerza la concentración, la fluidez lectora y la comprensión.

Después del verano, los clubs de lectura retomarán el ritmo habitual del inicio de un nuevo curso. ¿Qué otras razones para unirte a un espacio literario te gustaría añadir a este artículo?

Fotos – Pexels

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*