10 ideas para potenciar la creatividad durante el verano

Cómo ser creativo en verano

La creatividad es un alimento vitamínico para el bienestar. Una creatividad que no solo puede ser una inspiración en el plano profesional, sino que puede convertirse en la materia prima de la autenticidad en la vida. ¿Cómo reforzar tu ser creativo? En Bienestar, tu espacio de coaching comparto este decálogo con diez ideas para potenciar la creatividad durante el verano:

1. Hazte nuevas preguntas que dirijan tus pasos hacia nuevas metas. Cuando la ocupación continua deja paso a un compás diferente del tiempo, puedes conectar con nuevos planteamientos.

2. Cursos de verano en las universidades. La oferta de propuestas es extensa en posibilidades. Un anclaje de formación que puede añadir un estímulo cultural a un viaje de vacaciones.

3. Conecta con la ilusión de una primera vez. Por ejemplo, la primera vez que visitas un nuevo lugar o la primera vez que realizas una nueva actividad. No importa la edad, la creatividad no tiene fecha de caducidad.

4. Atención plena. Desconecta de la prisa de la inmediatez para reforzar la conexión con el presente a través de la observación de imágenes de postal como el infinito del mar.

Vacaciones de verano

5. Planes de conversación. Platón rinde homenaje al diálogo a través de sus obras. Un diálogo que en la sociedad actual puede verse frecuentemente interrumpido por elementos tecnológicos. La creatividad alcanza su equilibrio a partir de los espacios individuales y el encuentro con los demás.

6. Ocio. Espectáculos de magia, teatro, realización de puzles, arteterapia, museos, cine al aire libre, actividades improvisadas y nuevas iniciativas.

7. Visita el planetario y descubre la perfección de un espectáculo que presenta ante ti el misterio de un firmamento que tantas veces olvidamos cuando caminamos mirando hacia el suelo.

8. Da la bienvenida al aburrimiento. No llenes tu agenda estival de objetivos, horizontes y expectativas. La creatividad también es la respuesta de la libertad frente a los tiempos en blanco.

Descanso

9. Descansa. Y deja para el regreso de las vacaciones aquellas metas que requieren implicación y esfuerzo a largo plazo. Las vacaciones no son un viaje hacia el infinito de una nueva vida, sino una pausa en la agenda habitual. No olvides el fin principal de este tiempo que tiene fecha de caducidad. Eso no significa que este tiempo no pueda ser el impulso para generar nuevos cambios a corto plazo.

10. No condiciones tu alegría estival a ninguna circunstancia. Encuentra alternativas a partir de tu creatividad existencial. Y, además, no conviertas la felicidad en una obligación durante julio y agosto.

Ojalá que este próximo verano tenga el significado de un presente que nutre tu biografía con sorpresas, encuentros y vida vivida con el corazón. La creatividad es la belleza de la autenticidad de quien expande su ser en sus palabras y acciones.

“La verdadera felicidad consiste en hacer el bien”

Aristóteles

Foto – Pexels

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*