10 consejos para vivir unas vacaciones diferentes

Vivir un verano diferente

Este verano es diferente por las circunstancias de una nueva normalidad que nos posiciona ante una incertidumbre que no siempre resulta fácil gestionar. Las novedades de un escenario en el que sentimos nuestra vulnerabilidad, nos llevan a vivir estas vacaciones desde la perspectiva de lo diferente.

Sin embargo, más allá de esta cuestión, cada tiempo es único en sí mismo. Es decir, podemos vivir cada jornada como un día más, como si fuese la suma de una secuencia rutinaria, o también, tenemos la posibilidad de observar este tiempo como un regalo. En Bienestar, tu espacio de coaching te invitamos a vivir un verano diferente a partir de la presencia consciente.

1. Invierte tu tiempo en objetivos que tengan un significado profundo para ti. Las vacaciones no solo pueden ser un tiempo de pausa hasta el comienzo de un próximo periodo profesional o académico. ¿Qué es prioritario para ti en este momento? Escucha tus anhelos, necesidades y expectativas. Da forma al verano en aquello que depende de ti.

2. Vive el presente con responsabilidad y autocuidado. El presente es ese regalo que en el contexto actual tiene una luz todavía más especial. Pero este objetivo de vivir el presente es inseparable de un concepto importante: responsabilidad en el cumplimiento de las indicaciones sanitarias.

3. Potencia la flexibilidad en la planificación del verano. Tal vez necesites poner en práctica la adaptación al cambio si, finalmente, existe algún plan que no puedes llevar a cabo.

4. Disfruta de la lectura al aire libre durante las vacaciones. Una novela, un libro de poesía, un libro de desarrollo personal o una obra de relatos amplían el horizonte de tu realidad cuando, por ejemplo, lees una historia en un parque natural. Que la literatura te acompañe en este verano diferente.

5. Busca la belleza de la vida que está latente, incluso, en medio del caos. Y alimenta esta belleza con tus acciones y tus palabras. Aléjate de la prisa y conecta con lo esencial.

6. Conecta con la perfección de lo sencillo. Por ejemplo, una excursión a un destino próximo a casa, una nueva receta de cocina o aquellos recuerdos de veranos pasados que brotan en tu corazón en instantes de nostalgia.

7. Potencia el reencuentro con planes culturales que no pudiste disfrutar en semanas anteriores. Por ejemplo, un estreno cinematográfico o un concierto de música.

8. Disfruta de tu compañía porque en este viaje de la vida emprendes el nuevo capítulo de unas vacaciones que se enmarcan en una nueva normalidad con circunstancias diferentes. Pero, además de lo externo, la aventura del verano también tiene un significado emocional como muestra el autoconocimiento.

9. Escribe un diario de esas vacaciones diferentes que deseas protagonizar. Escribe en un diario aquello que sueñas y anhelas. ¿Qué título te gustaría poner a esta obra? Deja que la vida te inspire para plasmar por escrito tantos instantes, reflexiones, sentimientos y sueños.

10. Vivir unas vacaciones diferentes no es una meta, sino un camino. ¿En qué momento te encuentras y qué necesitas ahora? Son muchas las preguntas en torno al futuro. Preguntas que, con frecuencia, refuerzan la incertidumbre ante la falta de respuesta. Intenta disfrutar del hogar del presente durante estas vacaciones.

¿Qué otros consejos sencillos para vivir unas vacaciones diferentes quieres añadir a continuación? La nueva normalidad pone nombre a un tiempo que, por el propio contexto, es distinto en sí mismo. Pero cada periodo de la vida lo es. Ojalá que el amor, la esperanza, la serenidad, la ilusión y la alegría te acompañen en este tiempo en el que la resiliencia es tan necesaria.

Foto – Pexels

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*