Carta de Navidad 2020: palabras para un tiempo diferente

Carta de Navidad 2020: palabras para un año diferente

Llega la Navidad y, probablemente, eso no sea lo más importante en un año en el que prácticamente todo es diferente. Hace un año no hubiese imaginado cuál sería la realidad de este mes de diciembre, ni hubiese contemplado la posibilidad de todo lo vivido hasta el momento. Ambas cosas me hacen recordar mi propia ignorancia. Después de tantos meses con cifras diarias, renuncias constantes, despedidas y esperanzas, la sociedad se acerca a una nueva Navidad.

Una Navidad que, más que nunca, nos recuerda el valor que tienen los bienes más importantes: la salud, el trabajo, el bienestar emocional, la ilusión, la libertad, la amistad o la familia. Tras un año marcado por el esfuerzo y la incertidumbre, algunas personas pueden sentir el efecto del cansancio acumulado. Quizá en algún momento has sentido que cada día se convertía en un reto para ti.

Mereces hacerte el regalo de descansar y de poner en valor el camino que has realizado. Porque la mejor versión de uno mismo no reside en la perfección sino en ser. Y el ser en este 2020, en ocasiones, se ha vestido de miedo, estrés, tristeza y soledad. Pero, también, de capacidad de aprendizaje, adaptación al cambio, estoicismo, resiliencia, valentía y superación personal.

El legado vital de este 2020 tiene una dimensión que es difícil de describir con palabras. Porque la propia realidad desborda cualquier metáfora. Incluso en la nueva normalidad, el día a día avanza a un ritmo tan rápido que no siempre es fácil encontrar la calma necesaria para poner palabras a emociones y sentimientos. Y quizá sea ahora, en la recta final de año, cuando puedes despedir esta página del calendario con amor y gratitud hacia ti mismo. Por haberte acompañado a lo largo de estos meses y por haber sido el apoyo de otros seres humanos que encontraron en ti la luz que necesitaban.

Porque todos necesitamos del progreso de la ciencia para seguir avanzando. Pero también sentimos el efecto terapéutico de la cultura, las humanidades, la psicología y la filosofía. Y en este 2020, todos estos ingredientes se han nutrido del poder de la tecnología para reducir cualquier distancia. Que la Navidad te regale la oportunidad de observar el firmamento, reencontrarte con tu libro preferido, cultivar la paz interior, escribir cartas a seres queridos y celebrar la vida a través de la presencia consciente.

¿Qué palabras te gustaría decirle a la persona que fuiste hace un año, con la perspectiva que tienes ahora de la existencia? Puedes reflexionar en tu diario en torno a aquellas preguntas que te ha dejado este 2020 del que todavía quedan días importantes por desvelar.

Foto: Pexels-Andrea Piacquadio

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*