5 preguntas veraniegas tras un aumento de pecho

Es normal que tras los meses invernales de postoperatorio, a las pacientes que estáis operadas hace poco de un aumento mamario os surjan ciertas dudas “veraniegas”. Os resuelvo las más frecuentes:

¿PUEDO NADAR?

Me habéis comentado a través de redes sociales y en la consulta (las que sois pacientes mías) que sentís una sensación extraña en el agua, como si los implantes se pusieran duros y se elevaran, y os preocupa nadar por si dañáis el pecho. A ver, si bien es cierto que los ejercicios que incluyan brazos y pectorales, como nadar, son una de las cinco actividades prohibidas después de una cirugía, pasados los tres primeros meses no pasa nada por nadar un poco a braza (para otros estilos de más intensidad deberéis esperar más tiempo).  Y es totalmente normal que, al hacer los movimientos de las brazadas, en los que entre otros músculos participa muy activamente el pectoral, éste comprima al implante que está parcialmente por debajo, aplastándolo un poco y tirando al contraerse, por eso la sensación extraña de la que me habláis.

nadar-tras-aumento-pecho

¿QUÉ BIKINI PUEDO USAR?

Yo recomiendo evitar los de cortinilla, por ejemplo, porque no son firmes y no sujetan bien el pecho, facilitando que se puedan mover más los implantes. De hecho, si lleváis poco tiempo operadas, os sugiero usar los tipos surferos o deportivos. Y preferiblemente nada de push-up. También evitad que el bikini esté mojado mucho tiempo sobre la cicatriz, para evitar que se macere.

¿NECESITO PROTECCIÓN SOLAR EXTRA DEBAJO DEL BAÑADOR?

Una de vuestras dudas más frecuentes. Veamos, si el bañador os tapa bien el pecho, la tela protege de los rayos solares y ya tenéis la cicatriz protegida. Pero si el bañador (o bikini) es muy pequeña y no estáis seguras de que os cubra bien pues lo más seguro es que os pongáis protección en toda la mama, por si se os pudiera mover y dejar expuesta la cicatriz. Y no olvidéis tener en cuenta que la piel estirada por la cirugía los primeros meses estará mucho más sensible al sol y os podéis quemar con más facilidad, así que el primer verano con implantes poneos protección solar de un índice bien alto, en todo el pecho.

tomar-sol-tras-aumento-pecho

¿DEBERÍA PONERME LÁMINAS DE SILICONA EN LAS CICATRICES?

Algunas pacientes me decís que os lo han recomendado. Como el tema de la protección solar, si no estáis seguras de que el bañador o bikini os tape del todo, tiene sentido que uséis láminas o tiras de silicona para proteger al máximo la cicatriz, aunque ya os digo que no es imprescindible.  Las láminas opacas pueden ser una buena idea pero, ojo!, tened mucho cuidado porque no transpiran y con el calor es fácil que se macere la piel o os generen intolerancia. Si las usáis, cambiadlas cada tres o cuatro días y descansad al menos medio día hasta aplicarlas de nuevo para que “respire” la piel.

¿ Y PUEDO HACER TOPLESS?

Entre mis recomendaciones para tomar el sol tras un aumento de pecho no os animo a hacer top less el primer verano tras la cirugía, porque aunque el sol no llega a dañar las prótesis, sí que puede dañar vuestra piel, que como os decía antes está especialmente sensible en los primeros meses tras la cirugía, pues está estirada por el implante y es más propensa a sufrir quemaduras en la exposición solar. Si, aún en contra de esta recomendación, tomáis el sol sin bikini, usad siempre un fotoprotector de índice alto (mínimo 50+) o una lámina de silicona no transparente.

¡Feliz verano!

DRA. MARITINA MARTINEZ LARA

Médico especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora
www.doctoramartinezlara.com

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*