¿Bañador o bikini para hacer deporte?

Seguro que estarás de acuerdo conmigo en que la indumentaria es un aspecto muy a tener en cuenta a la hora de hacer deporte. Lo más importante es buscar la comodidad para que practicar tu actividad deportiva favorita se convierta en un placer y no un incordio. Un debate muy habitual en el caso de las mujeres es si es más conveniente usar bikini o bañador para hacer deporte. ¿Tú qué opinas?

¿Bañador o bikini para hacer deporte?

Hay deportes en los que es más apto el bañador

En al ámbito del deporte se utiliza tanto el bañador como el bikini, aunque cada uno de ellos tiene su utilidad. Por ejemplo, en la natación, que lógicamente es el deporte en el que más dudas puede haber, la totalidad de las nadadoras usan bañador por una cuestión de comodidad. Ten en cuenta que, al tirarse al agua, el bikini es muy posible que se mueva e, incluso, se suelte, lo cual es un problema.

Para alguien que tiene que realizar giros y nadar a gran velocidad el bañador da mucha más seguridad que el bikini. También en el waterpolo femenino se emplea el bañador completo en lugar del bikini.

En otros deportes se usa el bikini

Sin embargo, el bikini es la opción preferida para practicar deportes que no se lleven a cabo dentro del agua. Una cuestión importante es que el bikini que se utiliza para hacer deporte en la playa es diferente a los bikinis habituales, ya que la parte superior del bikini deportivo es un top en vez del sujetador tradicional por cuestión de comodidad a la hora de moverse.

El bikini es la opción escogida en un deporte tan popular como el volley playa. En este deporte, en el que las jugadoras tienen que estar saltando y corriendo continuamente, llevar un bañador les supone una dificultad para poder ejecutar correctamente los movimientos para devolver la pelota.

Además, no hace mucho tiempo surgió una polémica respecto al uso del bikini o el bañador en un deporte poco conocido como es el balonmano playa, ya que la Federación Internacional obliga a las jugadoras a vestir bikini durante las competiciones y, por ejemplo, la selección española se quejó de que, siendo un deporte de contacto, el bikini resultaba más incómodo para ellas que el tradicional bañador de una pieza. La queja es lógica porque en cualquier golpe la parte superior del bikini puede caerse dejando semidesnudas a las jugadoras.

Mi opinión es que tanto el bikini como el bañador son perfectamente compatibles con la práctica del deporte, siempre que se utilicen en la actividad adecuada, ¿no crees?

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*