Tipos de taloneras y ventajas de utilizarlas

 En ocasiones la práctica del deporte puede producir molestias en algunas zonas del cuerpo especialmente sensibles. Los pies suelen ser la parte más afectada, ya que en la gran mayoría de los deportes van cubiertos con unas zapatillas que pueden provocar roces e, incluso, heridas.

Tipos de taloneras y ventajas de utilizarlas

Dentro de los pies, hay una zona con la que hay que tener especial cuidado: los talones. Precisamente para esta función surgieron las taloneras. ¿Las has usado alguna vez? Yo desde que las compré la verdad es que he notado enormes diferencias.

Hay distintos tipos

Las taloneras sirven para proteger esta zona de posibles roces con las zapatillas, además de aportar un apoyo adicional a tu pie. Hay varios tipos de taloneras según el material con el que se fabrican.

Por ejemplo, hay taloneras de silicona que son especialmente recomendadas para hacer deporte. También hay taloneras fabricadas con un gel especial u otros materiales que contribuyen a reducir el efecto sobre el pie de los impactos contra el suelo. En el ámbito no deportivo, el material más utilizado es la piel de oveja o de cabra.

Ayudan a corregir algunos problemas

El uso de las taloneras permite a las personas que las llevan reducir los síntomas de los posibles problemas físicos que tengan, como sobrecargas que afecten a las rodillas, la cadera o el propio talón. Incluso el uso de las taloneras puede ayudar a la curación de esos problemas, ya que ofrecen un apoyo al pie que puede contribuir a que la lesión se cure más rápidamente, reduciendo su inflamación. Estos elementos ofrecen una amortiguación extra al pie que facilita la práctica del deporte a pesar de los mencionados problemas.

Otra cualidad de las taloneras es que ayudan a mejorar la circulación de tus piernas, ya que al presionar la zona, facilitan el movimiento de la sangre hacia arriba. También son de gran ayuda para reducir los síntomas del espolón calcáreo, un problema que afecta al talón y que consiste en la creación de una calcificación en esta zona que puede llegar a ser muy doloroso. Las taloneras, en este caso, lo que hacen es elevar el talón para que la zona en la que se ha creado el espolón no roce directamente con la zapatilla.

Otras enfermedades que pueden ser tratadas con estos elementos son la fascitis plantar, la tendinitis, tanto en el tendón de Aquiles como en las rodillas e incluso el dolor de espalda.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*