Cómo elegir un buen saco de boxeo

Si quieres empezar a practicar el boxeo, necesitas como mínimo unos buenos guantes y un buen saco. Y de esto último quiero hablarte hoy, del saco.

Elige el saco de boxeo que mejor se adapte a ti

El saco de boxeo sirve para entrenar, y como seguro que sabes es un balón alargado que cuelga del techo, de un soporte o de una tabla, que al golpearlo rebota para recibir un nuevo golpe. Pero no te conformes con cualquiera, hay muchas diferencias que debes tener en cuenta.

Tipos de saco de boxeo

Existen tres sacos fundamentales: el pesado, el ligero y el polivante. El primero de ellos sirve para practicar los golpes fuertes, ya que no existe un rebote excesivo del saco. ¿Eres un boxeador fuerte? Entonces este es tu saco.

Por otro lado, con el ligero se practican los reflejos, ya que rebota mucho y se debe esquivar. Si eres un boxeador rápido deberías elegir este saco.

Por último, el polivalente es un saco de andar por casa y sirve para cualquier tipo de golpe, por lo que no te lo recomiendo si lo que quieres es entrenarte más en serio y no solo pasar el rato.

Características del saco de boxeo

El peso del saco es muy importante. ¿Acabas de empezar o ya llevas un tiempo practicando boxeo? Si eres principiante, empieza con un saco que pese la mitad que tú, ya que así irás progresando y tus huesos y articulaciones no se verán afectados negativamente. A medida que vayas avanzando ve aumentando poco a poco el peso y no excedas lo que pesas tú, ya que debes hacerlo solo si estás ya en un nivel muy avanzado.

El tamaño es de vital importancia. Un saco largo se te balanceará menos pero lo podrás usar con más tipos de golpes, mientras que un saco de pequeñas dimensiones tenderá a ser menos pesado y rebotará menos.

En cuanto al relleno, también hay muchos tipos. Existen rellenos de arena, serrín, tela, agua, material sintético o plásticos. Mi hermano ha usado varios tipos y el que menos le gusta es el de arena, ya que te deja las muñecas hechas polvo. Es más cómodo golpear a una superficie más blanda, porque la arena suele coger humedad, se compacta y se vuelve incluso más dura.

La fijación del saco puede ser en el techo, con estructuras o de base. Yo te recomendaría los de techo o con estructuras, porque hay veces que si el peso del saco es reducido, tiende a moverse un poco de su lugar. Sin embargo, también tienes que tener en cuenta que si lo sujetas en el techo puede llegar a romperlo porque los techos de las casas suelen ser menos resistentes que los techos de los gimnasios.

¿Cuáles son tus preferencias con los sacos de boxeo?

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*