Qué buscar en unas zapatillas de montaña

A la hora de practicar deporte en la montaña es muy importante que cuentes con el material adecuado, ya que, de lo contrario, puedes causarte alguna lesión. Entre el material fundamental para ir a la montaña está, sin duda, llevar un calzado acorde a la actividad que vas a realizar. No todo el calzado es apto para la montaña y elegirlo bien es vital.

Calzado de montaña, ¿sabes lo que necesitas?

Cada actividad tiene su calzado

A la hora de ir a la montaña puedes realizar varias actividades, como correr, hacer senderismo o escalar, y cada una de ellas requiere un tipo de calzado. Si lo que te gusta es hacer senderismo por la montaña, tendrás que buscar unas zapatillas que sean apropiadas para esta actividad.

Las zapatillas de montaña son distintas a las que puedes usar en otros deportes. La principal diferencia entre una zapatilla de montaña y una de baloncesto, por ejemplo, es que la zapatilla de montaña tiene una suela más dura y con tacos para agarrarte bien al terreno. Sin embargo, para correr por la montaña necesitas unas zapatillas especiales de running que se conocen como de “trail running”.

Este tipo de zapatillas son muy parecidas a las zapatillas de montaña habituales, pero son más ligeras y, además, la suela tiene más tacos que las zapatillas de montaña para darte más seguridad. Otra diferencia es que las zapatillas de trail running tienen una mayor amortiguación para proteger tus articulaciones del impacto con el suelo.

Debes tener en cuenta el tipo de terreno y la climatología

No solo la actividad que vayas a realizar influye en el tipo de calzado a utilizar. También es necesario que analices el lugar en el que vas a practicar deporte y la climatología en el momento de hacerlo.

No siempre lo más apto para tu actividad deportiva será usar unas zapatillas. En ocasiones, cuando el terreno sea muy irregular o haya lluvia, por ejemplo, deberás optar por usar unas botas de montaña. Te aportan un mayor agarre al suelo al tener un dibujo en la suela, además de contar con una protección especial para tus tobillos a través de una caña. Estas botas también suelen ser impermeables para evitar que tus pies se mojen cuando llueve o nieve. Sin embargo, es obvio que son más pesadas que las zapatillas de montaña, ya que están fabricadas con materiales más resistentes.

Y tú, ¿estás preparado para ir a la montaña?

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*