Si tu hijo es hiperactivo, apúntale a una actividad extraescolar

Cuando tus hijos ya están en edad escolar te planteas apuntarles a alguna actividad extraescolar que les permita entretenerse y relacionarse con otros niños. Sin embargo, cuando tu hijo es hiperactivo, hay que tenerlo en cuenta a la hora de elegir qué actividad extraescolar es la mejor para él o ella.

si tu hijo es hiperactivo apuntale a una actividad extraescolar

Ninguno de mis hijos tiene hiperactividad, pero sí que es cierto que Amaia es mucho más activa que Erik y me han recomendado que la apunte a alguna actividad deportiva para que cuando llegue la hora de irse a la cama esté más cansada y no tenga las mismas broncas interminables de todos los días.

El deporte para tenerle entretenido

Los niños hiperactivos se caracterizan por no poder parar ni un minuto quietos, así que obviamente el deporte es una gran elección para ellos. Hacer alguna actividad, como puede ser judo, fútbol o baloncesto por ejemplo, les viene muy bien para agotar un poco toda esa energía que tienen acumulada. Deportes que requieran mucho movimiento y energía serán los más recomendados para ellos.

Además, también les permite adaptarse a convivir con otros niños haciendo cosas juntos. Así que yo te recomiendo que lo tengas muy en cuenta a la hora de buscar actividades para tus hijos. Dependiendo de cada niño, puedes optar por un deporte u otro, ya sea en equipo o individual.

Fortalece cuerpo y mente

Es posible que a tu hijo no le guste mucho el deporte. En ese caso puedes optar por apuntarle a alguna actividad como pintar, cantar o bailar, es decir, alguna clase relacionada con la expresión artística. Es muy posible que realizando cualquiera de estas actividades tu hijo pueda soltar toda la energía que tiene acumulada y eso le ayude a controlar sus problemas de hiperactividad.

Es muy importante que a la hora de elegir una actividad extraescolar, escuches a tu hijo y entre ambos decidáis qué le puede venir mejor para sus necesidades y, además, qué le gusta hacer más a tu hijo. Si acude con desgana y falta de interés a hacer la actividad, no servirá de nada y quizás le frustre más que el beneficio que pueda obtener por hacerla. Además, supondrá una pérdida de tiempo para él y una pérdida de dinero para ti.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*