Cómo proteger a los niños del sol mientras hacen deporte

Supongo que a ti también te preocupan tanto como a mí los rayos de sol, y más si se trata de proteger a los niños mientras están mucho rato expuestos al aire libre. ¿Qué puedes hacer para que no se quemen?

Cómo proteger a los niños del sol mientras hacen deporte

Lo primero que te aconsejo es que busques la sombra en la medida de lo posible. Siempre que estén jugando o practicando un deporte y puedan tener la oportunidad de ponerse fuera del alcance del sol será muy positivo, ya que el sol no solamente quema la piel, también agota.

Crema de protección solar ante todo

Si es la primera vez en todo el año que el niño está al sol, no basta solo con ponerle la crema protectora, que debe ser de 50 en las primeras exposiciones. Si es posible cubre a los niños con una camiseta de manga larga para protegerle de los rayos UVA.

Hay que tener mucho cuidado sobre todo en los deportes de agua. No solo ayuda a que la crema desaparezca con mayor facilidad, sino que el agua hace que los rayos filtren más en la piel, provocando más quemaduras.

Protege todas las partes del cuerpo del sol

 Pero cuando los niños están al sol, no solo te tienes que acordar de la piel, ya que hay más zonas del cuerpo que deben ser protegidas. Por ejemplo los ojos o la cabeza.

 Para cualquier persona que va a estar mucho tiempo al sol es recomendable que lleve un gorro o sombrero. Se cubrirá no solo la cabeza sino también la nuca, parte de la cara y las orejas. La gorra y los niños en verano deben ser inseparables.

Las gafas de sol también son un objeto muy importante. Protegen los ojos de los rayos ultravioletas y es esencial que encuentres unas gafas que protejan cien por cien de los rayos UVA y los UVB. Además tanto las gorras como las gafas son cosas que a los niños les gustan, no como echarse crema, y estarán encantados de elegir sus propios modelos de verano.

Recuerda que la piel de los niños es muy sensible y que año tras año hay más contaminación, menos capa de ozono y como consecuencia los rayos del sol son más dañinos e intensivos. Por eso te aconsejo que no solamente cuides la piel de tus hijos sino que también cuides el planeta para poder seguir jugando al sol.

Y una cosa más, ¡recuerda que también tienen que estar hidratados por dentro!

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*