Pilates para niños, ¡ellos también pueden!

Siempre que acudo los fines de semana con mis hijos al polideportivo para practicar natación me gusta fijarme en los carteles que ofertan nuevas actividades. La última vez me llamó mucho la atención un tipo de pilates especial para los niños. Lo había visto mil veces para mayores, pero no para los pequeños.

Introduce a tus hijos en el mundo del pilates

Por ello, quiero dedicar el post de hoy al pilates para niños.

Cualquier persona puede practicar pilates

El pilates es una actividad recomendada para personas de cualquier edad, desde niños pequeños hasta personas de la tercera edad, por lo que es una opción más de la que dispone tu hijo para comenzar a hacer algún tipo de actividad deportiva.

Una muestra de que incluso un niño puede hacer pilates es que el creador de este método consideraba que la infancia es el momento ideal para aprender a controlar tu respiración, así como tu cuerpo y tu mente. Por eso, cuanto más jóvenes empiecen los niños a trabajar su mente y su cuerpo de manera conjunta, más beneficios para su salud obtendrán en el futuro.

Al no tratarse de una opción muy elegida por los niños como actividad deportiva es probable que tu hijo se muestre al principio en contra de practicar pilates, prefiriendo otras posibilidades más “populares”. Sin embargo, debes mostrarle las ventajas que supondrá para él hacerlo. Eso sí, si finalmente él prefiere hacer otro tipo de deporte, no debes presionarle para que cambie de opinión, ya que si es lo que ha elegido, debes respetarlo.

Es muy beneficioso para ellos

Los beneficios que producirá en tus hijos la práctica del pilates son muchos. Por ejemplo, aprenderán desde muy pequeños a conocer y controlar su cuerpo. Además un problema muy frecuente en los niños como es la postura corporal, se corregirá rápidamente, ya que el pilates presta una gran importancia a este aspecto. Esto ayudará a prevenir posibles lesiones derivadas de una mala postura.

El pilates también les permitirá desarrollar o mejorar otras capacidades, tanto físicas como mentales, como son la concentración, la flexibilidad o la coordinación, lo que, sin duda, les ayudará en su desarrollo futuro. El pilates está especialmente indicado para niños que tienen algunos trastornos, como el déficit de atención.

Ofrécele a tu hijo la posibilidad de que pruebe el pilates. Por probar no pierde nada y es posible que, una vez empiece a hacerlo, le acabe gustando.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*