Desarrollar la motricidad fina de las manos en niños pequeños

Los niños necesitan trabajar diferentes capacidades desde muy pequeños para que su desarrollo, tanto presente como futuro, sea el adecuado. Además de cuestiones como la coordinación y el equilibrio, también hay que preocuparse de aspectos físicos como la motricidad. Hoy quiero presentarte algunos ejercicios que ayudarán a tus hijos a trabajar la motricidad fina de sus manos, es decir, los movimientos de los dedos, las manos y las muñecas. ¿Los has practicado con tus hijos?

Desarrollar la motricidad fina de las manos en niños pequeños

Lo mejor es utilizar juegos

La mejor manera de atraer la atención de un niño para que haga algo es proponerle un juego, de manera que se divierta a la vez que trabaja. Por ejemplo, un juego que puedes proponerle a tu hijo y que le será muy útil para trabajar sus manos, es el siguiente: coge unas pinzas que sean lo suficientemente ligeras para que tu hijo pueda cogerlas sin problemas. Además, necesitas bolas de diferentes colores (aproximadamente cuatro o cinco de tres o cuatro colores). También tendrás que usar un bol grande en el que quepan todas las bolas y cuatro más pequeños en los que quepan las bolas de cada color por separado.

El objetivo del juego es muy sencillo: tu hijo tiene que intentar coger las bolas de cada color y ponerlas en un mismo bol, de manera que al final no quede ninguna en el bol grande y las bolas de cada color estén juntas en sus respectivos boles.

Las pegatinas son un instrumento excelente

Otro juego que también ayudará a tu hijo a ejercitar sus dedos y sus manos es el siguiente. Coge varias hojas de papel, ya sean blancas o de colores y unas cuantas hojas con pegatinas circulares de las que puedes encontrar en cualquier tienda de material de oficina. Después dibuja varios objetos en las hojas de papel o si lo prefieres déjale a él que lo haga y proponle que cubra los bordes de los dibujos con las pegatinas. La acción de pegar y despegar los círculos es un ejercicio muy bueno para trabajar la motricidad fina de sus manos, ya que primero tiene que quitarlos de las hojas en las que vienen y luego pegarlos alrededor de los dibujos, por lo que tiene que hacer varios movimientos para conseguirlo.

También la pintura suele gustarle mucho a los niños y, si lo hacen con pincel, estarán ejercitando la motricidad fina de sus manos, así que proponle dibujar algo utilizando este instrumento y estarás ayudándole en esta tarea.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*