Facilita su crecimiento y desarrollo psicológico a través del deporte

Cuántas veces habrás escuchado que el deporte es muy importante para la salud, ¿verdad? Pues más importante, si cabe, es para los niños. Y es que los pequeños de la casa están en pleno desarrollo físico-mental, por lo que el deporte les beneficia en amplios ámbitos de su vida.

Facilita su crecimiento y desarrollo psicológico a través del deporte
Deporte como un simple hábito

Únicamente se trata de crear un hábito. Algunos dicen que debería ser como comer o dormir, un momento más del día. De hecho es preferible que tengan un horario determinado para realizar estas actividades deportivas, ya que si cada día fuese a una hora totalmente distinta no se convertiría en hábito la necesidad de hacer ejercicio.
Yo estoy segura de que mis pequeños lo necesitan, porque aunque no te des cuenta, los niños no se acostumbran del todo a estar en el cole y seguir tantas reglas, ellos necesitan ante todo jugar y es con el deporte como mejor desconectan.

También hay grandes beneficios psicológicos

Por tanto, ni que decir tiene que el deporte va a ser imprescindible en su salud, y, aparte de prevenir la obesidad infantil, también contribuye a aliviar el estrés y controlar los estados positivos, de manera que empiecen a formarse las bases de la superación y dominancia de sí mismo, así como de la capacidad de ser constante, trabajar en equipo e incluso el fomento de los buenos valores como la solidaridad y ayuda a los compañeros.
Es por esto y mucho más por lo que el deporte es tan importante, porque se tienen que formar los buenos hábitos de la vida y qué mejor manera que hacerlo desde los primeros años de tu pequeño.

Te habrás fijado que desde el principio puedes apreciar cómo tus hijos van pasando por distintas fases de juego, desde unos primeros movimientos, hasta un juego mucho más elaborado donde ya se podría considerar como ejercicio. Es decir, todo sigue su cauce y todo llega a un mismo destino. El deporte en sí mismo beneficia y fortalece tanto psicológica como físicamente a los peques. No hay más que diferenciar a un niño que no hace ejercicio y es nervioso con un niño que también es ansioso pero hace algún tipo de deporte, este último se podrá observar que se desfoga mucho más y tendrá unos niveles más bajos de ansiedad una vez haya terminado de realizar ejercicio. ¿Te has fijado alguna vez en esto?

Esto también al fin y al cabo es muy importante a largo plazo, ya que puede cambiar a las personas y facilitar el bienestar.
¿Todavía no te has dado cuenta de todos los beneficios del deporte? ¡Haz que tus hijos practiquen cuanto antes!

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*