¿Conoces los juegos cooperativos con paracaídas?

No solo el deporte ayuda a que tus hijos interactúen con otros niños y aprendan una serie de valores importantes, tanto para el presente como para el futuro. Existen muchas actividades alternativas que realizan esa misma función. Un ejemplo de estas actividades son los juegos cooperativos. ¡Hoy voy a hablar de ellos!

¿Conoces los juegos cooperativos con paracaídas?

Se utilizan diversos objetos

Los juegos cooperativos lo que buscan es que tus hijos aprendan a trabajar en equipo y a conseguir un objetivo formando parte de un colectivo, no de manera individual. Una buena forma de que los niños lo aprendan es mediante juegos.

La semana pasada estaba hablando con una amiga y me comentó que en el colegio de sus hijos habían comenzado a practicar este tipo de juegos utilizando paracaídas. Obviamente, me llamó mucho la atención y decidí informarme sobre el tema. Los paracaídas que se usan tienen un agujero en el centro para dar más posibilidades de juego con él.

Múltiples posibilidades de juego

Existen muchos juegos cooperativos con paracaídas que son más o menos difíciles de acuerdo a la edad de los niños. Desde los 3 años, los niños pueden comenzar a participar en este tipo de actividades con juegos muy sencillos.

Por ejemplo, para los más pequeños hay un juego que se llama nube o arcoíris, en el que se enrolla el paracaídas formando un cilindro que se coloca a la altura de la cabeza de los niños, que se colocan en fila unos detrás de otros. La diferencia entre nube o arcoíris es el color del paracaídas que usan. Con esa especie de gusano que se forma los niños van haciendo figuras y desplazándose todos juntos, lo que les ayuda a entender la importancia de trabajar juntos.

Hay juegos de este tipo para niños de todas las edades. Para niños algo más mayores (entre 5 y 7 años) hay un juego llamado intercambio, en el que todos tienen que sujetar el paracaídas por encima de la cabeza y, cuando el monitor diga una característica concreta (por ejemplo, niños rubios o con jersey rojo), los que la cumplen tienen que cambiarse de sitio sin que el paracaídas se caiga.

Cuando ya tienen cierta edad (entre 9 y 11 años) los juegos tienen que ser algo más elaborados para que les llamen la atención. Para estos niños hay un juego que se llama rotación y en el que los niños deben sentarse en el suelo metiendo las piernas estiradas bajo el paracaídas. El monitor va señalando alternativamente a cada niño y este debe tocar el suelo con la espalda y levantarse rápidamente, lo que hace que parezca que el paracaídas va rotando. Si se hace con agilidad queda una imagen muy llamativa.

¿Tus hijos han practicado algún juego cooperativo con paracaídas en el colegio?

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*