Ajedrez para niños: un deporte nada aburrido

Mucha gente piensa que el ajedrez es, simplemente, un juego más de mesa de los tantos que hay. Pues bien, eso no es así, es un deporte muy valorado. ¿Cómo te quedas? ¡Resulta que está considerado como un deporte! A mí me sorprendió mucho porque siempre había pensado en él como un simple juego, y particularmente siempre lo he visto algo aburrido…

Photo by Michal Vrba on Unsplash

Photo by Michal Vrba on Unsplash

El otro día, hablando con un amigo que es un fan incondicional de este deporte, cambié de opinión radicalmente. Te voy a contar de todo lo que me enteré acerca de este tema, ¡ha sido todo un descubrimiento!

Muy interesante para los niños

Mi amigo me contó que era un deporte reconocido y que además tenía muchísimos beneficios. Yo, como es normal, le pregunté ¿pero qué tiene eso de deporte? Él me contestó que no hay mejor ejercicio que el de la mente. Me convenció además de que era muy favorable para los niños y que cuanto antes empezasen, mejor sería. Así que me interesé por el tema, busqué información y hoy la quiero compartir con vosotros.

Lo que más me llamó la atención es que mejora la creatividad y yo siempre he creído que es muy importante que mis hijos desarrollen este aspecto. Además, según varios estudios, potencia la memoria. A estas edades es muy importante que la ejerciten y si lo hacen disfrutando con un juego, mucho mejor, ¿verdad?

También hay una cosa que creo que sería muy buena para mi hija Amaia, que a veces no reacciona ante los pequeños problemas. Y es que el ajedrez desarrolla la habilidad para resolverlos. Parece increíble, pero es cierto.

Cómo enseñar a jugar al ajedrez a tus hijos

Tenía claro que quería que mis hijos practicasen ajedrez, pero no sabía cómo explicarles las reglas del juego y, en definitiva, cómo se jugaba. Y es que no soy precisamente una estrella del ajedrez. Pero buscando información encontré algunas cosillas que te pueden servir si quieres contarle a tus hijos cómo se juega y convencerles de que es un deporte divertido.

Lo primero que debes hacer es mostrarle los movimientos de las torres. Cuando lo hayan entendido, podrás pasar a explicarles el movimiento del alfil y más tarde enséñales cuál es el movimiento de la reina. Todo esto implica una práctica durante días, así que no desesperes y ten paciencia.

Cuando hayan adquirido cierta habilidad, muéstrales el movimiento del caballo y del peón. Haz que  se diviertan con el juego. Un truco es decirles que ganarán cuando se coman al rey del oponente. Seguro que le ponen ganas así. Y no olvides que tienen que tener muy claros los movimientos y practicarlos todas las veces que puedan.

Yo ya lo he probado y ha tenido éxito, ¿tú también quieres que tus hijos ejerciten la mente?

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*