En forma, Deporte & Salud en hola.com

Runner novata: corriendo como un ‘Caco’

por Nutricionalmente

0

Siempre me ha gustado mucho practicar deporte, fundamentalmente porque me ayuda a desconectar del trabajo y porque me hace sentir muy bien. De hecho, si no lo puedo hacer por algún motivo, lo echo mucho en falta: siento que me falta “algo”.

healthy-woman

Siempre he sido muy indoor, muy de ir a clases en el gym. A lo largo de los años lo he probado todo: aerobic, step, body-combat, capoeira…y mi top one: el spinning. He estado muy muy enganchada durante varios años, hasta que  tuve que dejarlo: me quedé embarazada de mi pulgui y tuve que empezar a bajar la intensidad de mi actividad física. Al principio reconozco que lo pasé un poco mal con este tema, ya que los tres primeros meses prácticamente lo único que te dejan hacer es caminar y yo, acostumbrada a sudar en la bici casi a diario, eso me sabía a muy poco. Pero te amoldas a lo que puedes hacer, así que durante el embarazo seguí haciendo deporte: zumba, larguísimos paseos y una rutina de entrenamiento hecha a medida por mi instructor del gimnasio (todo bajo supervisión del gine, por supuesto).

Una vez tuve a mi tesorito tenía pensado comenzar de inmediato con el deporte y así lo hice en cuanto pude, pero lo que no logré es volver a una rutina porque me he dado cuenta de que mis horarios de clases en el gym me coinciden muy mal con mis horarios de mamá trabajadora a jornada completa y partida. He vuelto a ir al gym, pero no con la regularidad que me gustaría. Las que sois mamás, me entenderéis: catarros, dientes, malas noches…

ADP (antes de pulgui) siempre iba a mediodía a clases; ahora la única opción es madrugar (mucho). No me importa hacerlo, porque siempre he sido muy alondra, pero no sé, me estaré haciendo mayor porque el gym ya no me llama tanto y menos con el buen tiempo.

Así que he tomado una decisión: si yo no puedo ir al gym, que venga el gym a mí. He decidido que me voy a unir a la marea runner que está ahora tan de moda. Antes también corría de vez en cuando en la cinta y a veces por la calle. Incluso hace un par de años corrí una 10 kilómetros sin haber entrenado específicamente, sólo con “lo puesto” de ir a spinning a diario, y he de decir que ME ENCANTÓ. Desde entonces he estado siempre con el run run del running y varias veces he intentado engancharme, pero siempre de forma anárquica y me venía abajo en cuanto comenzaba el frío (debo decir que en mi ciudad sólo hay dos estaciones: la del tren y la de invierno jeje).

IMG_17921

Así que con esta idea en la cabeza he estado buscando en internet y he encontrado un método para comenzar a correr que se llama el método CACO. Consiste en combinar el caminar (CA) y  el correr (CO). Se marcan tres días de entreno por semana, dejando un día de descanso por medio. Cada día de entreno se camina y se corre un número de minutos determinado, que va aumentando poco a poco. Por si os apetece empezar conmigo, la semana pasada ya he hecho lo siguiente:

Semana 1.

Día 1: Caminar 3 minutos, trotar 2 minutos, repetir 4 veces.

Día 2: Caminar 2 minutos, trotar 3 minutos, repetir 4 veces.

Día 3: Caminar 3 minutos, trotar 2 minutos, repetir 5 veces.

Y esta semana me toca:

Semana 2

Día 1: Caminar 2 minutos, trotar 3 minutos, repetir 5 veces.

Día 2: Caminar 2 minutos, trotar 2 minutos, repetir 6 veces.

Día 3: Caminar 2 minutos, trotar 3 minutos, repetir 5 veces.

Total, que ahora voy a comenzar a correr de manera ordenada y aumentando progresivamente mis tiempos, como debe ser. Sé que podría hacer tiradas más largas, pero el objetivo no es correr mucho, sino engancharme y que este idilio deportivo me dure mucho, mucho tiempo. Además, el running no tiene horarios, te los marcas tú, por lo que me parece perfecto.

¿Conocéis el método CACO? ¿Os engancháis conmigo y nos contamos? A las que sois mamás, ¿cómo fue vuestra vuelta al deporte?

Etiquetas

, ,