En forma, Deporte & Salud en hola.com

¿Es posible ‘ir de cañas’ estando a dieta?

por Nutricionalmente

2

La Semana Santa ha comenzado y parece imposible salir sin tomarnos algo. Si estamos intentando cuidarnos os voy a dar unas claves para acertar al pedir la bebida.

2013_8_21_UG7rLo2oTFTvTLGusOLhm

Por supuesto, lo mejor siempre es el agua sin gas, ya que no engorda ni produce hinchazón de estómago con las burbujitas. Incluso podéis pedir que os la aromaticen con unas gotitas de limón y tendréis un refresco de lo más sano. Ahora me diréis que ya que salís os apetece tomar algo que no sea agua. De acuerdo, veamos opciones:

-Refrescos: los light o zero no tienen calorías ni azúcar, así que son una buena opción. Los refrescos en su versión normal tienen unas cantidades increíbles de azúcar.

Como muestra, os pongo el ejemplo que utilicé hace unos días en la consulta, en el que una paciente toma habitualmente refrescos cuando sale a tomar algo. Lo que hice fue representar mediante terrones de azúcar de 5 g la cantidad que hay presente en una lata. Por ejemplo, un refresco de cola (tanto CocaCola como Pepsi) tiene 35 g de azúcar por lata, lo que equivale a comerse nada más y nada menos que ¡¡7 azucarillos!! Los Kas de limón y naranja  tienen 26,1  y 26,9 g de azúcar, respectivamente, algo más de 5 terrones, aproximadamente lo mismo que una tónica, en este caso Nordic Mist, 24 g.

 

imageimageimage

Los refrescos de té también deben ser light, ya que se tiende a pensar que como es té es igual a sano. Lleva igualmente mucho azúcar, así que si nos apetece refrescarnos con un té helado, debe ser de infusión y con hielos. Podemos echarle un poco de edulcorante para endulzarlo.

-Bebidas alcohólicas:  el alcohol proporciona 7 kcal por cada gramo, casi tanto como la grasa (9 kcal por gramo). Como comparación, os cuento que tanto los carbohidratos como las proteínas aportan 4 kcal/g, así que podemos ver que el alcohol es una sustancia a evitar en lo posible cuando queremos cuidar la línea.

Por este motivo debemos optar por cerveza sin alcohol, ya que nos hará el “efecto” pero ahorraremos muchas calorías. Y si nos apetece, podemos elegir una tipo Shandy o Mixta, que viene con refresco de limón, pues  contiene poco alcohol.

En conclusión, las opciones de mejor a peor serían:

-Agua (o kcal).

-Refrescos light (o kcal).

-Cerveza sin alcohol (50 kcal).

-Cerveza con limón tipo Shandy o Mixta (64 kcal).

-Refrescos: a partir de 100 kcal hasta 140 kcal (los de cola).

Por último, otro truco, pedid siempre botellines o cañas (en caso de las cervezas), ya que contienen menos cantidad que las latas: 200 ml frente a 330 ml  de las latas.

¡Espero que os sirva de ayuda cuando salgáis esta Semana Santa!

 

Etiquetas

, , , , , ,