En el 12 + 1 Festival Aéreo de Gijón

¡Hola a todos!

Bienvenidos una semana más a mi blog

Como ya os dije en mi primer post son muchos los temas que vamos a tocar y hoy me gustaría hablar de cómo gestionar el dolor cuando nos rompen el corazón, algo que yo creo nos ha pasado a todos alguna vez y que espero me siga ocurriendo.

No creáis que soy masoquista, en absoluto, pero sí me sigue ocurriendo significará que habré vuelto a disfrutar de ese estado de felicidad absurda que produce el amor, significará que estoy viva y os aseguro que eso no me lo quiero perder.

Personalmente pienso que el amor tiene un componente tremendamente químico (físico) y otro espiritual, por eso creo no hay dos amores iguales y no te enamoras nunca igual de una u otra persona.

La semana pasada una buena amiga me llamo diciéndome que le habían roto el corazón. Estaba muy  triste, así que nos vimos para tomar algo y  desahogarse. Mientras Marta y yo nos tomábamos un vino en una bonita terraza madrileña, decidimos que lo mejor para gestionar su dolor era distraerse y que se uniera al súper planazo que tenía este fin de semana.

Pixabay

Pixabay

WhatsApp Image 2018-07-25 at 07.20.06

Este domingo se celebraba el  “12 + 1 Festival Aéreo de Gijón”. CJ, un buen amigo que fue quien me inició hace muchos años en el mundo de la aviación, participaba un año más en la exhibición con uno de sus aviones y me había invitado  a acompañarle.

El festival en sí ya es todo un espectáculo, pero acudir con uno de los pilotos y vivir desde dentro todo el proceso es un auténtico lujo. En el hotel los y LAS pilotos  (cada año son más las mujeres piloto que participan en esta exhibición) suben y bajan de las habitaciones uniformados con sus monos de distintos colores e insignias. Saludos, presentaciones, risas, anécdotas y una comida ligera ya que para algunos todavía queda el último entrenamiento.

Las últimas instrucciones, me recuerdan un poco cuando  organizaba  desfiles: quién sale primero, quién después, tiempo de cada una en pasarela, cómo y por dónde entrar y salir…   Solo pequeñas similitudes, claro está, aquí en vez de llevar un bonito conjunto llevan  un bonito avión,  y nunca las pautas de un desfile terminan con “ya sabéis, si veis que os vais a estrellar, siempre fuera de  la zona de seguridad”.

Ya en el  gran día, se presenta un espectáculo increíble en las maravillosas playas de Gijón: aviones de todo tipo luciendo sus mejores galas, helicópteros, Harrier y  F18 volando tan bajo que parecía que los podías tocar, y en tierra  miles de personas.

WhatsApp Image 2018-07-25 at 07.19.56

Marta y yo con unos pilotos también amigos CJ disfrutamos  parte del espectáculo con una rica cerveza en una zona más exclusiva, pero  de pronto vimos un mercadillo con productos típicos portugueses. Parte de nuestro grupo era de este país y nos animaron a  probar las exquisiteces de su tierra. Nos sentamos  en el césped comiendo un delicioso queso  y bebiendo un fantástico  vino espumoso mientras un Harried, después de pegarnos  una pasada que nos erizó el vello,  se quedaba varios minutos en suspensión a escasos metros sobre el agua.

Ya de vuelta a Madrid, Marta no tenía nada que ver con la persona que había visto el jueves: irradiaba belleza, estaba feliz, sonreía… Un fin de semana tan especial  le había ayudado a gestionar su dolor y el lunes se enfrentaría a su nueva situación desde el optimismo, y cargada de energía.

Y es que chicxs ¡hay todo un mundo esperándonos a la vuelta de la esquina!

 

1 comentario sobre: “En el 12 + 1 Festival Aéreo de Gijón”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*