Sombra aquí y sombra allá, ¡desmaquíllate!

Bienvenidos una semana más a mi blog,

¡¡Feliz Navidad!! ¿Cómo han ido las grandes comilonas típicas de esta época? Es maravilloso reunirse con la familia y amigos y disfrutar de un buen rato juntos, pero todas estas quedadas implican arreglarse y maquillarse más de lo normal. La piel sufre mucho durante la temporada de invierno y especialmente en este mes de celebraciones debido al frío y al maquillaje excesivo. Por eso hoy os traigo trucos para mantener la piel hidratada y sin daños en esta época.

Es normal que la rutina para desmaquillarte pueda darte pereza, sobre todo después de pasarte tantas horas trabajando o cuando llegas tarde tras una noche de fiesta. En esos momentos lo último que te apetece es quitarte todos los ‘potingues’ que llevas en la cara y ahí está el error. Siempre, por muy tarde que sea o por muy cansada que estés, debes quitarte el maquillaje. Solo te lleva unos minutos y tu piel realmente te lo agradecerá.

Yo siempre opto por hacerlo en cuanto llego a casa, así nunca se me olvida. Utilizo el gel desmaquillante de la línea dermocosmética de mis clínicas porque tengo una piel muy sensible y toda la línea es respetuosa con el pH de la piel. Este gel puede utilizarse para desmaquillar todo el rostro, incluida la zona periocular. Elimina todo el maquillaje sin dejar la piel grasa, la deja fresca y limpia.

 

Desmaquillante y contorno de ojos

Otra opción para desmaquillar por completo el rostro y a la vez dotarlo de hidratación es la ya conocida agua micelar. Es un producto ideal para aquellas personas que les cuesta hidratarse la piel y quitarse el maquillaje. Basta con echar un poco de agua micelar en un disco de algodón y aplicarlo por el rostro con pequeños toquecitos (¡evita arrastrarlo!). Consigue eliminar cualquier residuo que tengas en la piel y además la hidrata.

Además de utilizar productos desmaquillantes, conviene aplicarnos después una crema hidratante (la que uses normalmente). Y, con esto tu piel se mantiene hidratada, limpia y dispuesta para empezar una nueva jornada. El tiempo que inviertes en desmaquillarte y cuidar un poco la piel no llega a los 5 minutos, así que fuera la pereza ¡no hay excusas!

Espero que comencéis el año con buen pie, ¡disfrutad mucho!

¡Nos leemos la semana que viene!

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*