El deporte amable, fuente de salud

SK-A-1796

En esta era de exageraciones, donde todo es “súper” o “extra”, el deporte se considera como una actividad extrema, casi como una tortura de bajo (¡o gran!) nivel. He aquí el por que muchas de nosotras hemos caído en una rutina de menos y menos actividad, y nada mas pensar en ir al gimnasio nos arruina la alegría de vivir. Pero les tengo una buena noticia: el deporte amable viene al rescate.

Muchísimos estudios confirman que el ejercicio moderado es la mejor inversión que podemos hacer en cuanto a salud y juventud. La otra cara de la moneda es también confirmada y muy cierta: la vida sedentaria es igual a falta de salud y envejecimiento rápido.

La clave para practicar el deporte amable es muy sencilla: comienza donde estas. Así de fácil. No hay necesidad de gestos dramáticos ni de cuotas mensuales a gimnasios a los que nunca vas. Te propongo lo siguiente. En vez de manejar , camina hacia tu trabajo, a hacer tus diligencias, a encontrarte con tus amigas. Si vives en un edificio, ya tienes tu gimnasio de 24/7 a la mano, ¡y gratis! Sube y baja las escaleras en vez de tomar el ascensor. Empieza por una subida y una bajada y a ver como te sientes. Como un cuerpo en movimiento tiende a permanecer en movimiento, el ejercicio mismo te dará el momento para hacer un poquito mas todos los días hasta llegar a tu nivel ideal de actividad.

La famosa Clínica Mayo, en EEUU, realizo un valiosísimo estudio sobre el ejercicio moderado y concluyo que el ejercicio moderado, tal y como caminar 30 minutos todos los días, nos regala lo siguiente:

1) Disminuye la presión arterial y el nivel de colesterol.

2) Previene o ayuda a gestionar mejor la diabetes tipo 2.

3) Ayuda a bajar de peso en conjunto a una dieta sana.

4) Previene la osteoporosis, ya que el ejercicio ayuda a incrementar la densidad ósea.

5) Previene el cáncer, debido a que el ejercicio fortalece el sistema inmunológico, la circulación, reduce la grasa y ayuda la digestión.

6) Mantiene el bienestar y la salud mental.

7) Aumenta nuestra energía y vitalidad, ya que cuando estamos cansadas, muchísimas veces es por falta de actividad y no por la edad.

Lo mejor de todo es que el ejercicio no tiene que ser ni fuerte ni duro para ser un maravilloso tesoro para nuestra salud. ¿Qué no tienes tiempo? Aquí esta el secreto: Media hora para ti y tu salud. Levántate media hora mas temprano todos los días y vete a caminar, ya sea al parque o por las calles de tu ciudad o pueblo. No solo te sentirás muchísimo mejor todo el resto del día, sino que estarás fortaleciendo tu corazón, y todos los sistemas de tu cuerpo. Eso si, camina a un paso cómodo y en un lugar seguro. Si el cuerpo te pide mas velocidad, camina entonces mas rápido.

Y como en este nuevo blog hacemos énfasis en lo amable, date un premio cada vez que cumplas contigo misma. Una galletita, un cafecito con tu amiga preferida, un spritz de ese perfume en la tienda que te gusta. ¡Celébrate a ti misma!

Un sabio Hindú me dijo una vez un gran secreto: no dejes nunca el lugar donde tomas una buena decisión sin hacer algo de inmediato para concretar tu buen propósito. Si ahora mismo pones tu alarma para despertarte media hora antes mañana mismo, te habrás regalado el camino al encuentro de un gran Tesoro, todo para ti y que te espera sonriendo: tu Buena Salud.

Muchísimas gracias por leer este blog, a moverse y a celebrar cada día. ¡Carpe Diem!

En caso de cardiopatías o problemas de salud, favor de consultar a tu medico preferido antes de comenzar un régimen de ejercicios.

griffen

2 comentarios sobre:
“El deporte amable, fuente de salud”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*