Desacelerando el tiempo

International-time-zones

El comentario que se escucha partout es la aceleración del tiempo. Que recién comienza el año y ya casi estamos pensando en comprar trajes de baño para el verano. Realmente, nadie a sabido explicar este fenómeno, aunque lo mas probable es que el estado de ansiedad y estrés que es ya pan de cada día altere la percepción temporal.

Ya que la acción aleja el pensamiento profundo, nos conviene tomar las cosas con calma e ir un poco mas lento en nuestro día. Siempre habrán momentos y situaciones en los que es vital ser rápida, pero la rapidez continua no nos conviene como nuestro estado normal y predeterminado. No nos conviene para nada.

Disfrutar de la vida y pensar profundamente son por partes iguales importantes para triunfar en la vida. No se puede disfrutar si estamos corriendo todo el día y siempre pensando en lo próximo que tenemos que hacer. Eso es vivir en el futuro y es una receta para el agotamiento adrenal y mental. Para pensar profundamente, en ese espacio interno que nos nutre y nos guía en nuestro camino, es necesario estar en calma y en silencio relativo o absoluto.

No permitas que la presión del mundo moderno, que las exigencias de otros, buenas o egoístamente intencionadas, te roben tu espacio temporal propio, un gran tesoro. La felicidad es el triunfo de la vida en términos humanos, y como un compas, el rumbo del sendero feliz requiere giros que son susurrados al alma cuando estas tranquila

A nivel fisiológico, cuando estás desacelerada, o tranquila, tu corazón se relaja y bombea mejor la sangre. Tu sistema hormonal baña tu organismo con hormonas rejuvenecedoras y regeneradoras.

La antigua costumbre de la siesta es algo que debemos de incorporar otra vez en nuestro ajetreado día. Aunque sea una media hora, los beneficios serán maravillosos para ti y para tu salud. Según Robert Stickgold, un investigador de la Universidad de Harvard, hacer la siesta mejora significativamente la capacidad para resolver los problemas.

Si empiezas hoy mismo a incorporar momentos tranquilos en tu vida, verás cómo, semana a semana, tu vida cambia para bien. Y con mucho menos esfuerzo de lo que te imaginabas.

griffen

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*