Claves para salir a correr en verano

running-verano

Con el verano a la vuelta de la esquina, va llegando el momento de despedir el frío y dar la bienvenida a los días más largos, presididos por muchas horas de sol. Los “runners” renuevan su vestuario para salir a correr, pues es momento de adaptar hábitos y materiales que permitan soportar las altas temperaturas en el entrenamiento.

Si eres uno de ellos,  debes centrarte en el cuidado de la piel y la hidratación, para lo que se hace imprescindible contar con  una serie de prendas y seguir unos consejos para correr cuando el calor aprieta:

  1. Bebe y no dejes de beber. Las elevadas temperaturas hacen recomendable que bebas dos vasos más de agua de lo habitual. También es importante que cuando salgas a correr bebas líquidos que contengan electrólitos, dada su gran concentración en sales. Si portar  un botellín no te resulta cómodo, cómprate un biberón “blando” o bien un bidón de agarre o mochila de hidratación, que además de para reponer líquidos, te sirva para llevar otros complementos como las llaves, el móvil o algún gel.

 

  1. Corre a primera y a última hora. A diferencia que en invierno, época en la que  hay pocas horas de sol y debes aprovecharlas, en verano es mejor que evites  las horas de más calor, que suelen coincidir con el intervalo que va de las 3 a las 5 de la tarde. Así, lo ideal será que corras al amanecer o bien ya a medianoche.

 

  1. Adapta tu vestuario. Mientras que en invierno debes vestirte en capas para correr, como con sudaderas como las de Roly, llevar varias prendas gruesas a una sola pesada, proteger especialmente tu cabeza para no enfriarte y llevar un chubasquero de nylon, en verano utiliza prendas confeccionadas con materiales livianos y frescos y cubre tu cabeza con gorras o viseras, pero en este caso para evitar la acción del sol. En concreto, nos estamos refiriendo a camisetas, mallas técnicas y pantalones fabricados con materiales adaptados, bastante más ligeros y transpirables, que además vienen sin costuras para no provocar las temidas rozaduras.  Presta especial atención a los calcetines, pues los pies son la parte del cuerpo que más sufre el exceso de temperatura, por lo que están muy indicados los calcetines de “running”, frescos y cómodos, con los que podrás olvidarte de las irritaciones que suelen acabar en ampollas.

 

  1. Cuida tu piel. Antes de salir a practicar “running” es conveniente que prepares tu piel. Aplícate protector solar, sobre todo si lo haces en las franjas horarias más delicadas, aunque ya hemos mencionado la importancia de huir del calor extremo. Al volver aplícate crema hidratante.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*