¡Pero si apenas como nada!

Cuando parece que la báscula no quiere cooperar, es decir, hace ya un tiempo que no marca un peso más bajo, indica que algo no funciona. No es que la báscula ya no funcione sino que es nuestro cuerpo el que se resiste. Lo más fácil es comer un poco menos o hacer un poco más de ejercicio. Algo estaríamos cambiando pero este cambio solo va a conseguir que nos

Continúa leyendo