Deportes para iniciarte en la actividad física, ¡adiós pereza!

Si es la primera vez que vas a tomarte la actividad física como algo habitual o hace mucho tiempo que la habías dejado “aparcada”, mi consejo es que comiences a caminar unos veinte minutos a buen ritmo todos los días durante una semana. ¿Por qué andar? Porque se trata de una actividad deportiva que puedes realizar a tu ritmo. Cuando empieces a notar que no te cansas, podrás dar el siguiente paso y apuntarte al gimnasio.

algunos deportes para comenzar a ejercitarnos

Una vez estés en el gimnasio, coméntale al monitor de sala que vas a iniciarte en la actividad física y que te gustaría realizar ejercicio en las máquinas cardiovasculares. Yo siempre aconsejo qué es lo que más le conviene a cada persona en función de sus hábitos diarios y de sus preferencias.

No fuerces, ve poco a poco

Si prefieres prescindir del monitor o no hay en tu gimnasio, entonces te aconsejo que pruebes primero a montar diez minutos en la bicicleta estática y acto seguido otros diez minutos en la elíptica. Según vayan transcurriendo las semanas, tendrás que ir añadiendo un minuto más a cada máquina hasta llegar a los quince minutos en cada una.

Una vez llegado a este punto, prueba a cambiar de máquinas. Usa la cinta de correr, la máquina de remo o la de subir escaleras. Si en vez de cambiar de máquinas prefieres seguir en las mismas del principio, aumenta tu intensidad en las dos. Siempre debes ampliar el tiempo o aumentar la intensidad para progresar cada semana un poco más y así evitarás estancarte.

Estas máquinas te serán muy útiles para comenzar porque guiarán todos tus movimientos. Ten en cuenta que todos los aparatos para hacer ejercicios cardiovasculares minimizan los impactos en las articulaciones excepto la cinta de correr.

Si para hacer deporte eliges correr, ¡equípate primero! Compra unas zapatillas de running adecuadas, ya que de lo contrario pues puedes llegar a lesionarte.

Consejos básicos para novatos

Si no sueles realizar deporte habitualmente, debes saber que antes de comenzar una actividad deportiva es muy importante calentar los músculos del cuerpo que vayas a ejercitar y estirarlos. El calentamiento sirve para elevar la temperatura de tu cuerpo y prevenir lesiones.

Además, es igual de importante realizar estiramientos después del entrenamiento, porque están agarrotados por la tensión a la que han estado sometidos.

Por último, te recomiendo que siempre que realices un deporte, utilices pulsómetro para controlar tus pulsaciones y tus propias marcas. De esta forma, sabrás si puedes aumentar la intensidad o bajarla en tus entrenamientos. Las máquinas cardiovasculares tienen pulsómetros incorporados, pero son algo inexactos porque no saben el tiempo que llevas entrenando, ni si estás hidratado, si tienes un mal día o si estás motivado.

Y tú, ¿ya estás preparado para comenzar la actividad física?

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*