Conseguir unos glúteos perfectos

Sin duda una de las partes específicas del cuerpo sobre la que más consejos me piden son los glúteos. Y es que no nos engañemos, no sientan igual unos pantalones a una persona que este acostumbrada a hacer ejercicio que a una persona que tenga una vida más sedentaria.

como tener unos glúteos perfectos

Así que hoy te voy a dar unos consejos para conseguir unos glúteos perfectos. ¿Preparado?

Sentadillas

El ejercicio más famoso y que todos conocemos es sin duda alguna las sentadillas. Nada como unas buenas series para que los glúteos se pongan firmes. Por supuesto, debes cuidar la postura pues es muy fácil que te hagas daño en la columna si no mantienes recta la espalda. Con el paso del tiempo se te quedará pequeño el ejercicio, por lo que puedes realizarlo con una barra a la que irás añadiendo pesas si fuera necesario.

Para realizar el ejercicio correctamente, siéntate con la columna recta en una silla, seguidamente levanta los brazos a la altura de los hombros. Después levántate y baja nuevamente conservando la postura en la silla. Te recomiendo que empieces con 3 series de 10 repeticiones en días alternos y a medida que pasen los días, aumentes la intensidad de los ejercicios.

Quemar la grasa

Otro ejercicio muy efectivo para fortalecer la zona de los glúteos es el spinning. Con la bicicleta conseguirás quemar la grasa y fortalecer los músculos, no solo de los glúteos, sino de las piernas también. Es un ejercicio aeróbico que se debes realizar 3 veces a la semana.

¿Quieres otro ejercicio? Túmbate en el suelo boca arriba, coloca los brazos a ambos lados del cuerpo pegando las palmas en el suelo. Flexiona las rodillas poniendo la planta de los pies pegadas al suelo y aprieta los glúteos. Levanta la cadera hacia arriba, hasta que tu torso forme una línea recta con los hombros. Mantén esta posición durante 10 segundos y vuelve a la posición inicial. Haz tres series de 15 repeticiones.

Por supuesto esto no sirve de nada si no llevas una alimentación saludable y una dieta variada. No vale machacarse en el gimnasio y a la salida pasar por la pastelería más cercana a reponer fuerzas con el más azucarado de los bollos.

¡A por tus glúteos perfectos!

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*