¿Sabías que existen varios tipos de fuerza?

No es lo mismo levantar pesas al 50% de tu capacidad que al 70% o al 90%. Si trabajas con diferentes intensidades conseguirás un objetivo u otro.

descubre los diferentes tipos de fuerza

¿Quieres saber cuáles existen? Te las resumo muy brevemente.

Fuerza máxima y fuerza explosiva

En primer lugar, la fuerza máxima es la capacidad muscular que intenta vencer una resistencia límite, lo que viene siendo una repetición máxima. Y te preguntarás, ¿para qué se utiliza? Pues para las personas avanzadas que tienen el objetivo de aumentar la coordinación intramuscular para evitar procesos de estancamientos y conseguir nuevas adaptaciones.

Estos entrenamientos se tienen que hacer supervisados o acompañados, ya que la ayuda va a ser esencial en todas las repeticiones. Las repeticiones son cortas, de una a tres, y los descansos son largos para recuperar toda la energía y volver a manejar cargas máximas. 

Por otro lado, la fuerza explosiva es la capacidad muscular que intenta vencer una resistencia no límite a una velocidad máxima. Este tipo de fuerza es la más utilizada en todos los deportes como los saltos, remates, lanzamientos o una carrera de velocidad.

Con este tipo de fuerza ganas coordinación y aumentas la fuerza máxima y la fuerza resistencia, ya que eres capaz de realizar movimientos repetitivos con cargas de alta intensidad.

El sistema de entrenamiento más utilizado es el “piramidal” que consiste en variar el nivel de la carga y el número de repeticiones así como la velocidad de ejecución.

Otros sistemas de entrenamiento para personas más avanzadas son las superseries, que consisten en ejercitar un músculo agonista y, sin recuperación, fortalecer el antagonista.

Un ejemplo de este entrenamiento es entrenar en una misma sesión el bíceps y el tríceps. ¿Se te ocurre alguna otra opción?

Resistencia al máximo

Para terminar, te explico lo que es la fuerza resistencia. Es la capacidad muscular para realizar muchas repeticiones durante un periodo prolongado de tiempo. Por ejemplo para montar en bicicleta, correr, nadar… y todos los deportes que impliquen mejorar la resistencia aeróbica.

Para aumentar la fuerza resistencia debes realizar un sistema de entrenamiento. El entrenamiento más utilizado por todos los atletas de este tipo es el circuit training. Consiste en realizar ejercicios de forma consecutiva sin descanso y alternando los ejercicios con tren superior e inferior, evidentemente la recuperación es activa.

El número de ejercicios depende de tu condición física pero debes realizar en torno a los 8-12 ejercicios para que puedas tonificar todos los músculos del cuerpo. Cuando acabes el circuito, descansa solo un minuto y repítelo todas las veces que puedas.

Con esto se pretende mejorar la velocidad, la resistencia muscular y ganar definición en todos los músculos. No está nada mal, ¿verdad?

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*