¡Es hora de combatir la celulitis!

Una de las preguntas que más me hacen en el gimnasio, sobre todo las usuarias femeninas es cómo eliminar la celulitis. Yo siempre digo lo mismo, antes de hacer una dieta milagrosa y luego sufrir el efecto rebote, debes saber que las dietas sanas dan el resultado de perder 1 kilo cada semana, de esta manera si te mantienes a régimen durante 2 meses pierdes 8 kilos. No está nada mal, ¿no crees?

a por la celulitis

Si has perdido o ganado muchos kilos en un periodo corto de tiempo o si has cambiado tu dieta y estás comiendo grasas saturadas, es normal que aparezca la celulitis. Pero si en tu dieta añades alimentos que contengan vitaminas C y E como las naranjas y las espinacas la reducirás en gran parte.

¿Cómo puedo perder la celulitis?

Si una dieta equilibrada la combinas con el deporte eliminarás celulitis y mejorarás tu calidad de vida. Es verdad que con la dieta mejora su estado pero la única manera de eliminarlas por completo es haciendo actividad física. 

Para eliminar la celulitis se necesita realizar ejercicios de tonificación de todos los músculos del cuerpo. Una gran opción es apuntarte al gimnasio y probar todas las clases colectivas que ofrece como: el body pump, body balance, body combat, tono y mantenimiento, GAP o clases exclusivas de abdominales.

Pero si tienes fuerza de voluntad, ¡échale ganas y hazte un plan de entrenamiento! En cada sesión entrena 2 músculos diarios, ya que la celulitis puede aparecer en cualquier parte del cuerpo, aunque lo más común es que lo sufras en los muslos, glúteos o en la tripa.

Ejercicios de tonificación para combatir la celulitis

Los mejores ejercicios  de tonificación para eliminar la celulitis son los que realizas con tu propio peso corporal.

Para empezar, los dos ejercicios estrella son las sentadillas para las piernas y las flexiones para todo el tren superior, incluso se trabajan los abdominales porque se mantienen en tensión durante todo el recorrido.

Combate la celulitis con sentadillas

Los pies se sitúan paralelos y con una separación mayor que la anchura de tus hombros. Se realiza una flexión de caderas y rodillas hasta que los muslos queden paralelos al suelo y vuelves a la posición inicial.

La espalda la debes mantener recta durante todo el recorrido y durante la flexión las rodillas no pueden sobrepasar la punta de los pies, de lo contrario te lesionarás.

Flexiones contra la celulitis

Por un lado, las palmas de las manos y las puntas de los pies tienen que estar apoyadas en el suelo y mantenerse en línea. Por otro lado, la separación de las manos tiene que ser superior a la anchura de los hombros y, desde esa posición, con los codos extendidos, se inicia el descenso del cuerpo flexionando los codos hasta que el pecho toque ligeramente el suelo para volver después a la posición inicial.

Si te cuesta mucho el ejercicio, puedes apoyar las rodillas en el suelo.

¡Ánimo que tú puedes!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*