¿Conoces las sentadillas búlgaras?

¿Qué ejercicios realizas cuando vas al gimnasio? Uno de los más completos son las sentadillas. ¡Esas sentadillas que tanto cuestan a veces! Sin embargo, hay muchos tipos diferentes de sentadillas y cada uno tiene sus beneficios.

¿Conoces las sentadillas búlgaras?

Hoy quiero presentarte las sentadillas búlgaras. ¿Las has hecho alguna vez?

Combina sentadilla con zancada

La sentadilla búlgara es una variante que está especialmente indicada para ejercitar la zona de tus piernas. Para eso se combinan diferentes ejercicios, permitiendo que trabajes varios aspectos a la vez, como la fuerza y la estabilidad.

La forma de realizar este tipo de sentadilla es la siguiente: tienes que partir de una posición similar a la de la zancada, pero con una diferencia. El pie que queda más retrasado, en lugar de apoyarse en el suelo, se sitúa sobre una superficie elevada, como una silla, de manera que quede a una altura similar a la rodilla de la pierna con la que efectuarás la zancada.

A continuación realizas la zancada, quedando doblada la pierna adelantada. La pierna atrasada quedará formando una especie de V al doblar la rodilla y dejar apoyado el pie en la superficie escogida. Los brazos deben estar pegados al cuerpo durante el ejercicio. Con este tipo de sentadillas trabajas diferentes músculos, como son los cuádriceps, el glúteo, los abductores, los isquiotibiales y los gemelos. Como ves, la práctica totalidad de los músculos que forman parte de tu tren inferior.

Se pueden realizar de varias maneras

Dentro de las sentadillas búlgaras puedes escoger diversas maneras de hacerlas, aunque la mecánica es igual en todos los casos. Por ejemplo, puedes usar simplemente tu propio peso, siendo el ejercicio como te he dicho antes.

Otra posibilidad es usar mancuernas. En este caso, debes situar los brazos a ambos lados del cuerpo agarrando una mancuerna con cada mano. Es importante que utilices el mismo peso en ambas manos para que tu cuerpo no tienda a desequilibrarse por la diferencia de peso.  También puedes elegir usar una barra para acentuar el efecto del ejercicio. Para ello, tienes que colocar la barra frente a tus hombros y realizar el ejercicio de la forma habitual. Sin embargo, esta modalidad es más complicada porque requiere un extra de equilibrio y de fuerza.

Las sentadillas son un ejercicio muy bueno y, por eso, debes probar diferentes tipos para beneficiarte de todo lo que pueden aportar a tu entrenamiento. ¿Estás preparado para hacer este tipo de sentadillas?

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*