Ejercicios para fortalecer tus cuádriceps

A la hora de entrenar tus piernas, tanto en el gimnasio como en casa, hay un músculo que debes de tener muy en cuenta: el cuádriceps. De lo que mucha gente se olvida es de que este músculo juega un papel fundamental en el correcto funcionamiento de una parte importantísima de tus extremidades inferiores: las rodillas. Por eso, conviene entrenar el cuádriceps con frecuencia para que cumpla su función de la manera más adecuada. Existen varios ejercicios específicos para este músculo que te serán muy útiles. ¿Los repasas conmigo?

Ejercicios para fortalecer tus cuádriceps

Puedes utilizar la pared como apoyo

Un ejercicio muy bueno que puedes hacer para trabajar tus cuádriceps es el siguiente: apóyate en la pared con los pies separados unos 30 centímetros. Después coloca un objeto, como una mancuerna o una pelota, entre tus piernas procurando mantener las rodillas lo más alineadas que puedas. A continuación, manteniendo la espalda y los hombros pegados a la pared, comienza a deslizarte hacia el suelo hasta que notes que las rodillas empiezan a dolerte. Es importante que tus glúteos no estén nunca por debajo de tus rodillas durante el descenso. Una vez que alcances el punto de dolor, llega el momento de volver lentamente hasta la posición inicial.

¿Conoces las estocadas?

Otro ejercicio de gran ayuda para tus cuádriceps, que a mí me gusta bastante, es lo que se conoce como estocadas. ¿Te suenan? Consiste en colocarte de pie situando un pie delante del otro a la mayor distancia que puedas, ya que cuanto más separados estén, menos afectará a tus rodillas el ejercicio. Es importante que los dedos de los pies, especialmente el que está atrasado, estén mirando hacia adelante durante el ejercicio, ya que, de esa manera, te asegurarás de que tus rodillas están correctamente alineadas.

Una vez en esa posición, deja caer tu rodilla trasera y dobla la delantera. El objetivo, es que bajes tanto como puedas hasta que te duelan las rodillas. En ese momento para y vuelve a ponerte en pie. Un truco para este ejercicio es que tu rodilla delantera no debe superar, en ningún momento, la punta de los dedos de los pies.

Los estiramientos de rodilla también son muy eficaces

Por último, un ejercicio que es muy útil para trabajar tus cuádriceps y existen varias formas de hacerlo. Por ejemplo, puedes sentarte en una silla y, tras contraer el cuádriceps, estirar lentamente la rodilla. Una vez que la tengas estirada, comienza a bajarla sin prisa. Haz 10 repeticiones y haz lo mismo con la otra pierna. Otra modalidad de este ejercicio es utilizando bandas elásticas.

 

 

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*