Entrenar en casa, ¿es posible?

¿Quieres hacer ejercicio pero no te puedes permitir pagar un gimnasio todos los meses? Seguro que te has topado con este dilema alguna vez. Y es que en la difícil situación económica en la que nos encontramos, en la que hay que extremar las precauciones a la hora de gastar, es normal que decidas ahorrarte el dinero que te supone la cuota del gimnasio.

Coach assisting senior woman exercising with barbells

Para no abandonar la práctica del deporte, te aconsejo que entrenes en tu casa, ya que puedes realizar bastantes ejercicios sin salir de tu hogar. ¿Cómo? Voy a mostrártelo.

Cualquier elemento de tu casa puede resultarte útil

Si te pones a pensar, hay muchas cosas en tu casa que puedes utilizar para hacer ejercicios similares a los que podrías realizar en un gimnasio habitual. Una silla, una cama o un sofá pueden ser buenos recursos para ejercitar tus músculos.

Puedes realizar rutinas de entrenamiento muy completas sin usar ni un solo elemento ajeno a lo que ya tienes en tu casa. Voy a proponerte una serie de ejercicios que puedes realizar en casa sin necesidad de comprar nada especial.

Antes de nada, debes calentar, al igual que haces antes de realizar cualquier actividad deportiva. Puedes hacerlo realizando elevaciones de rodilla, por ejemplo. Tras calentar y estirar, ya puedes empezar con los ejercicios.

¿Quieres trabajar los tríceps? Siéntate en el suelo y apoya las plantas de los pies en él. Coloca tus manos un poco por detrás de tu cuerpo pero con las palmas apoyadas en el suelo en la misma dirección que tus pies. Levanta la cadera hacia arriba y, cuando estés arriba, baja la cadera flexionando los codos hacia atrás. Repite el movimiento 15 o 20 veces.

Si lo que quieres trabajar son tus bíceps, puedes usar cualquier cosa que puedas coger con una mano y que tenga cierto peso, como un cartón de leche o una botella de agua.

Puedes comprarte mancuernas o barras para las pesas

Si prefieres utilizar algo más tradicional y estás dispuesto a gastarte dinero puedes optar por comprarte unas mancuernas en cualquier tienda de deportes o unas barras a las que añadirle peso.

Te recomiendo que te compres mancuernas a las que puedas añadirle peso porque seguramente no utilices el mismo peso para todos los ejercicios y, de esta forma, podrás poner o quitar peso a tu antojo sin problemas. Además te ahorrarás dinero, ya que si optas por mancuernas con peso fijo, tendrías que comprarte varias para los distintos ejercicios.

Como ves, es perfectamente posible realizar en tu propia casa la amplia mayoría de los ejercicios que harías en un gimnasio si le echas un poco de imaginación y vas probando diferentes cosas. Anímate y verás cómo es posible ahorrar sin dejar de hacer deporte.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*