Vuelta a la rutina después del verano… ¿cómo hacer la primera toma de contacto?

Siempre que se acaban las vacaciones y hay que volver a la rutina hay cosas que cuestan más que otras. Una de ella sin lugar a dudas es la vuelta a los gimnasios o los entrenamientos, por lo que quiero darte una serie de recomendaciones para que se haga lo más llevadero posible.

Vuelta a la rutina después del verano... ¿cómo hacer la primera toma de contacto?

Debes empezar poco a poco

Dependiendo del tiempo que te hayas ausentado del gimnasio, habrás perdido más o menos forma física, por lo que eso condicionará cómo debes realizar la primera toma de contacto. Si eres una persona acostumbrada a entrenar habitualmente, no te costará mucho recuperar tu estado de forma habitual, aunque también influirá si has cometido o no muchos excesos durante las vacaciones.

El primer día que vuelvas al gimnasio no debes intentar recuperar el tiempo perdido poniéndote a entrenar al mismo nivel al que lo hacías antes del parón. Tu cuerpo necesita un periodo de adaptación para volver a ponerse en marcha y rendir igual de bien que antes de las vacaciones.

Por eso, debes empezar poco a poco tomándotelo con calma para evitar que aparezcan molestias que puedan derivar en lesiones por forzar demasiado a tus músculos, que estarán algo oxidados.

Empieza por las cosas más básicas

Los primeros días de entrenamiento deben servir de rodaje para que tus músculos se vayan poniendo a tono y recuperando su nivel habitual. Te recomiendo que estos primeros días elijas ejercicios que no te supongan mucho esfuerzo. Hay tablas especiales para estas etapas de toma de contacto en las que se realiza un entrenamiento completo pero de una manera suave.

Una cosa muy útil que puedes hacer y que seguro que te ayudará es escoger los ejercicios que más te gustan para estos primeros días, de manera que te sea más fácil recuperar las ganas de entrenar y puedas ir aumentado la intensidad del entrenamiento a medida que te vayas sintiendo mejor físicamente.

Un aspecto muy importante que debes tener en cuenta si has estado inactivo durante el periodo vacacional es el calentamiento previo. Debido a que tus músculos han podido perder flexibilidad al no haber entrenado, debes concentrarte aún más en calentar correctamente todo el cuerpo. También los estiramientos tanto anteriores como posteriores son fundamentales para asegurarte de que la vuelta al gimnasio se hace de la mejor manera posible.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*