Crea tu circuito de entrenamiento en el gym

Cuando vas por primera vez al gimnasio, muchas cosas te resultan desconocidas. Llegas y no sabes qué hacer, por dónde empezar. ¿Esta situación te es familiar? Si estás apuntado con alguien que ya tiene algo de experiencia es todo mucho más sencillo pero, de lo contrario, tendrás que organizarte tú mismo tu entrenamiento. Seguro que te surgirán muchas dudas y, por eso, quiero ayudarte a que seas capaz de crearte tu propio circuito.

Crea tu circuito de entrenamiento en el gym

Debes saber qué quieres hacer

Los motivos por los cuáles has ido al gimnasio pueden ser diversos y, según lo que busques, tendrás que tomar unas decisiones u otras a la hora de crear tu circuito. Si lo que quieres es perder peso, tu circuito se centrará en el trabajo aeróbico, que ayuda a mejorar tu resistencia a la vez que quemas grasa. Si por el contrario lo que buscas es fortalecer tu cuerpo, optarás por un entrenamiento anaeróbico o de fuerza.

Tanto en un caso como en otro cuentas con multitud de ejercicios que puedes añadir a tu circuito. También puedes crear un circuito en el que se combine trabajo aeróbico y anaeróbico. Debes tener en cuenta si quieres potenciar algún aspecto en concreto para incluirlo en tu circuito, de manera que algunos de los ejercicios vayan encaminados a esa tarea.

El tiempo disponible también es muy importante

Una cuestión fundamental a la hora de elaborar tu circuito es saber cuánto tiempo le vas a dedicar al entrenamiento. No es lo mismo tener un tiempo concreto y reducido para ejercitarte que ir con calma y poder dedicarle tiempo a cada ejercicio. Por ejemplo, si trabajas y decides ir siempre a la hora de comer pues podrás hacer un circuito más o menos estable cambiando el tipo de ejercicios según el día. Sin embargo, si vas a ir al gimnasio cuando tengas algún rato libre y no con una duración determinada, quizás resulte mejor elaborar varios circuitos y, en función del tiempo que le puedas dedicar, elegir uno u otro.

Un aspecto importante a la hora de hacer tu circuito es decidir si vas a estructurarlo por intervalos de tiempo o por número de repeticiones. Para el caso en el que tus entrenamientos siempre van a tener la misma duración, la mejor opción es establecer un intervalo de tiempo para cada ejercicio, de manera que podrás coordinar mejor el tiempo. Si el tiempo que le vas a destinar a cada entrenamiento es diferente, será mejor que escojas una estructura por número de repeticiones.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*