Cómo hacer flexiones correctamente

Creo que ya te lo he dicho alguna vez, tan importante como hacer ejercicio es saber hacerlo correctamente. Un ejercicio mal hecho puede resultar ineficaz y llegar, incluso, a ser perjudicial para tu salud si deriva en una lesión. Por eso es importante que, antes de realizar un ejercicio, te informes sobre cuál es la forma más adecuada de hacerlo. Hoy quiero ayudarte a que realizar un ejercicio muy habitual: las flexiones. ¿Sabes hacerlas de la forma correcta?

Cómo hacer flexiones correctamente

Cómo realizar una flexión bien hecha

Los fondos hechos correctamente consisten en colocarte en el suelo boca abajo con los pies juntos. Coloca las manos apoyadas en el suelo a la altura de los hombros con los codos apuntando hacia los pies.

Lo siguiente que debes hacer es ejercer fuerza con los brazos hacia el suelo, es decir, levantarte con ayuda de los brazos. Los pies siempre deben estar tocando el suelo con los dedos. Tu cuerpo debe formar una línea recta desde los talones hasta la cabeza. ¡Muy importante!, no te olvides de colocar en buena posición la cabeza, ya que puedes tener posteriormente problemas de cuello o espalda.

Una vez que hayas estirado los brazos del todo, baja de nuevo hasta el suelo, despacio y aguantando el peso. Repite este ejercicio tantas veces como quieras. Te aconsejo hacer tres series de 10 abdominales para empezar e ir subiendo la intensidad a medida que tengas más fuerza y tonificación. Es fácil, ¿verdad?

La colocación incide en los resultados

Existen diferentes formas de hacer las flexiones. La forma más sencilla no necesita de ningún equipo especial para realizarlas, ya que se puede hacer en el suelo. Estas flexiones de pecho básicas fortalecen los músculos del brazo, los del pecho y desarrollarán la fuerza.

Debido a que con las flexiones se pueden trabajar diferentes músculos, la manera en que las realices te permitirá entrenar unos u otros. Si lo que buscas es trabajar tu pectoral, la forma correcta de colocarte es con las manos perpendiculares a los hombros. Si, por el contrario, quieres ejercitar tus brazos y más concretamente tus tríceps, tendrás que colocar las manos por debajo de los hombros. Con las manos por encima de los hombros lo que se ejercitarán serán tus dorsales.

¡Ahora ya no tienes excusa para no lograr los objetivos que persigues!

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*